Agentes de la Policía Nacional en Granada Baza y Motril han esclarecido más de 40 denuncias presuntamente falsas durante el primer semestre de 2019, en su mayoría de robos con violencia o tirones de bolsos y teléfonos móviles, sobre todo Smartphone de alta gama, que sus propietarios habrían perdido, sido objeto de hurtos al descuido o resultado dañados, muchos de ellos con la intención de dar parte a su compañía de seguro.

En octubre de 2018 la Policía Nacional implantó la aplicación informática ‘VeriPol’ que detecta las denuncias falsas interpuestas en casos de robos con violencia e intimidación o tirones. La herramienta identifica el delito basándose en el texto de la denuncia, por lo que no necesita ninguna información por parte del usuario, y es completamente automática. Fue desarrollada  por un equipo multidisciplinar de científicos con el objetivo de prevenir la comisión de delitos de denuncia falsa y evitar el desperdicio de recursos policiales optimizando su tiempo y esfuerzo. Se trata de la primera herramienta de este tipo en el mundo y diversos experimentos empíricos demuestran que tiene una precisión superior al 90%. El objetivo de este método es el desarrollo de estrategias efectivas de prevención del delito y el aumento de la efectividad de las investigaciones.

El uso de esta aplicación, junto con las investigaciones realizadas y las habilidades y experiencia profesionales de los policías, ha posibilitado que en las comisarías de Granada, Baza y Motril se han esclarecido más de 40 denuncias presuntamente falsas en el primer semestre de 2019, en las que las supuestas víctimas habrían relatado hechos no ocurridos o sucedidos de forma distinta a las que manifestaron en las Oficinas de Denuncias.

Para la sociedad, una denuncia falsa conlleva la pérdida de recursos policiales y la contaminación de sus bases de datos, por lo que a los detenidos/investigados se les reclaman los gastos de estas investigaciones, que van de 200 a 1000 euros.

Dejar respuesta