La Policía Nacional detiene en Motril a cuatro jóvenes que se disfrazaron para agredir a varios chicos y robarles sus teléfonos móviles la noche de Halloween

1888
Publicidad

Agentes de la Policía Nacional en Motril han procedido a la detención de cuatro jóvenes, uno de ellos con antecedentes policiales, a los que se les atribuye la presunta agresión a ocho jóvenes para sustraerles sus teléfonos móviles, consiguiendo arrebatárselos a tres de ellos y rompe otro dispositivo. Los hechos sucedieron cuando los jóvenes se encontraban celebrando la fiesta de Halloween en el entorno de la plaza de España.

La policía tuvo conocimiento de los hechos cuando se recibió una denuncia en la que se daba cuenta de que varios jóvenes disfrazados con caretas y uno de ellos con un traje de Spiderman habían agredido a otros jóvenes que se encontraban celebrando la fiesta de Halloween en Motril y seguidamente les habían sustraído sus teléfonos móviles. Los jóvenes habían sufrido lesiones que resultaron ser leves y por las que hubieron de ser asistidos en el hospital de Santa Ana.

Posteriormente se recibió otra denuncia en la que otro grupo de chicos denunciaba hechos similares, haber sido agredidos y haberles sustraído sus teléfonos móviles, siendo los autores un grupo de jóvenes que tapaban sus rostros con caretas y uno de ellos iba disfrazado de Spiderman. También estos jóvenes necesitaron asistencia médica para curar sus heridas.

En total fueron ocho los chicos agredidos y tres los teléfonos móviles sustraídos, así como un cuarto teléfono móvil que resultó dañado al intentar sustraerlo.

Las investigaciones policiales posibilitaron la identificación de los autores y la localización de quien pudiera haber llevado a cabo estos sucesos, y realizadas ciertas comprobaciones, los agentes reunieron los suficientes indicios para la atribución de responsabilidades en la presunta autoría de los hechos, resultando ser un grupo de cuatro jóvenes que habrían aprovechado el uso de disfraces en la celebración de esta fiesta popular para ocultar sus rostros y dificultar su identificación.

Tras la verificación de ciertos extremos de la investigación y la identificación y localización de los presuntos autores de los hechos, los policías del Grupo de Policía Judicial de Motril procedieron a su detención, continuándose las gestiones para la localización y recuperación de los dispositivos móviles sustraídos.

Los hechos fueron puestos en conocimiento de la autoridad judicial en Motril.