La Policía Nacional detiene a cuatro  personas y desmantela un invernadero  con más de 90 plantas de cannabis sativa

0
220

Agentes de la Policía Nacional de Motril han detenido a tres personas, dos hombres, y una mujer  de entre 22  y 60 años, a los que atribuyen la presunta titularidad del cultivo de una  plantación de marihuana  en un invernadero habilitado en  interior de una vivienda. Los funcionarios ha decomisado 90  plantas de la variedad “Cannabis Sativa”, de cuyas hojas, cogollos y frutos se obtiene la marihuana, así como desmantelando el sofisticado sistema eléctrico con el que contaba la instalación.

La investigación comenzó cuando los agentes del grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Motril tuvieron conocimiento de que varias personas de la localidad podrían estar dedicándose a la plantación de dicha variedad en un invernadero construido en una vivienda de la comarca, con la posible intención de su posterior venta y distribución ilícitas.

Fruto de las gestiones realizadas por los policías, se determinó que podría haber un total de tres personas, dos hombres y una mujer de la zona presuntamente implicados en los hechos. Tras realizar varias comprobaciones y verificaciones, los  policías descubrieron que en una vivienda de una urbanización de la ciudad  de Salobreña se encontraba una plantación de esa especie con más de 90 plantas cuyos titulares eran los ahora detenidos.

Tras determinar la presunta responsabilidad de los titulares del invernadero en los hechos acaecidos, procedieron a la detención de estas tres personas  y al desmantelamiento de la plantación ilegal.

Asimismo, los policías del grupo de estupefacientes detectaron que en el Hospital de Motril se encontraba un individuo, centroeuropeo, que había sido asistido por tener las molestias que le había causado la presencia en su estómago de cuerpos extraños.

Tras las correspondientes pruebas médicas, se determinó que el hombre, de 47 años, había ingerido 48 bellotas de hachís, con un peso de 400 gramos, método utilizado por los denominados “muleros” para pasar la frontera desde terceros países del sur y trasportarlas hasta España sin ser detectadas. Los detenidos fueron trasladados a Comisaría y puestos posteriormente a disposición de la autoridad judicial.