La mayor parte de las aves acuáticas invernantes censadas en la provincia ha pasado por la Charca de Suárez

66
Publicidad

Como todos los años la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, lleva a cabo el censo de aves acuáticas invernantes en la provincia, trabajo de campo realizado ininterrumpidamente, desde el año 2004, por los Agentes de Medio Ambiente en 35 localizaciones de 39 municipios de la provincia, donde habitualmente estas aves encuentran el hábitat idóneo para pasar el invierno, o tomar un descanso en su migración hacia el sur buscando zonas más cálidas.

El delegado territorial de Desarrollo Sostenible en Granada, Manuel Francisco García, acompañado por la alcaldesa de Motril, Luisa María García Chamorro, ha presentado los datos del censo en la Reserva Natural Concertada Charca de Suárez, donde posteriormente ha realizado una visita para conocer las instalaciones e interesarse por la afluencia de visitantes y las distinta medidas de seguridad, tomadas por los gestores del espacio protegido, ante la situación sanitaria que vivimos por el COVID19.

Los datos aportados por el censo, elaborado por los Agentes de Medio Ambiente y en el caso de la Charca de Suárez por el personal municipal del humedal, a partir del trabajo de campo realizado durante la ultima semana del mes de enero del presente año, indica que la media de ejemplares observados en los censos de los últimos 15 años ha sido de 2847 individuos, por lo que la cifra de 2574 individuos de este año está por debajo de la media. Esto puede ser debido a que las condiciones climatológicas de este año han sido adversas debido a la presencia de lluvia y viento, a lo que se suma el escaso nivel de agua en los embalses y otros puntos húmedos de la provincia como puede ser el caso de la Laguna Grande y la de los Arenales, en el término municipal de Albolote, que se encontraban secas en la fecha del censo.

Este año, se han detectado un total de 23 especies, no pudiendo confirmar la presencia de otras 20 que en años anteriores si se han encontrado. Las especies más abundantes han sido la focha común (Fulica atra), el ánade real (Anas platyrinchos), el porrón común (Aythya ferina), el cormorán grande (Pholocarcorax carbo), y el somormujo lavanco (Podiceps cristatus). Además, se han observado especies poco frecuentes como son la espátula (Platalea leucorodia) y el flamenco europeo (Phoenicopterus roseus). Destacar que el ejemplar de espátula (Platalea leucorodia), visto en la Charca de Suárez, es el primero que se observa dentro de las jornadas de censo anuales; igualmente es el primer año que se ha podido ver un ejemplar de Focha cornuda (Fulica cristata) en el Azud de Vélez, por primera vez fuera de la Charca de Suárez.

Resaltar que la Charca de Suárez es la localización con más diversidad de especies censadas de las 35 localizaciones de la provincia con un total de 16, siendo la única que pasa de las diez especies. El delegado territorial ha comentado durante la visita “la importancia que tienen estas zonas húmedas para la provincia, que cumplen funciones ecológicas de caladocomo servir de hábitats a una gran variedad de especies de microorganismos, flora y fauna, confirmándose como áreas fundamentales para la conservación de la biodiversidad de organismos acuáticos, como es el caso de la Reserva Natural Concertada Charca de Suárez, que es un referente de compatibilización de conservación y uso público, siendo un importante recurso natural de sensibilizaciónconocimiento y esparcimiento para todos los granadinos”.

García no quiso terminar la presentación del censo si agradecer la importante labor que realizan los Agente de Medio Ambiente recordando que “son personal de la Junta de Andalucía que tienen la consideración de agentes de la autoridad y están revestidos del carácter de policía judicial genérica desempeñando una doble labor técnica, como la elaboración del censo que hoy presentamos, y de policía administrativa medioambiental que velan por la conservación y mejora de nuestro entorno natural”.