La Divina Pastora procesionará este domingo por el barrio de Capuchinos y el centro de la ciudad

86
Publicidad

Es la primera vez que ocurre algo así en la historia reciente de Motril. Hoy viernes 15 de octubre, a menos de 48 horas de la celebración del día grande de la Divina Pastora de Motril, y mientras su Real Hermandad iniciaba el acto de la tradicional ofrenda floral, se tuvo conocimiento del Decreto del Arzobispado de Granada por el que se autoriza la celebración de actos religiosos externos, en la vía pública.

La comunicación ha pillado por sorpresa a la corporación capuchina que, reunida de urgencia esta misma noche, ha decidido poner en la calle su cortejo procesional de alabanza, el próximo domingo a las seis y media; pese a que la hermandad dispondrá de apenas un día para ponerlo todo a punto, algo que no ha sido óbice para que cunda la alegría y se movilicen al grueso de hermanos, costaleros y fieles en general.

De esta forma, el actual hermano mayor, Eloy Ibar Villa, estrena el cargo con un golpe de timón inesperado, toda vez que los actos del septenario y ofrenda floral concluirían el domingo con la Función Principal de Instituto y, por segundo año consecutivo, sin procesión.

La alcaldesa de Motril, Luisa María García Chamorro, tuvo conocimiento del decreto desde el primer minuto, por lo que la coordinación de la Real Hermandad y la primera autoridad municipal está siendo minuciosa, debido a lo complicado que es organizar cortes selectivos de calles a menos de dos días, por parte de la Policía Local, lo que impedirá (por motivos de legalidad) que se impida estacionar en las calles del recorrido, ya que esto debería notificarse a los ciudadanos con un mínimo de 48 horas de antelación. No obstante, hermandad y ayuntamiento han consensuado un itinerario de vías amplias que permitirán al público esponjarse y donde los vehículos no supongan un quebranto del desarrollo de la procesión. La alcaldesa ha recomendado a los motrileños “que asistan a la procesión respetando, en todo momento, las medidas sanitarias básicas que se están observando en todos los ámbitos y que todos seamos responsables”. Para García Chamorro, “la salida de la Divina Pastora va a ser la primera señal de esa normalidad que tanto queremos todos, pero en la que aún debemos seguir dando ejemplo de comportamiento y civismo, porque el Covid sigue entre nosotros”.

La Policía Local de Motril controlará, en todo momento, el discurrir de un cortejo que tradicionalmente ocupa cerca de un kilómetro de calles. Desde la jefatura policial se ha evaluado los pros y contras de las diferentes propuestas y, finalmente, se ha diseñado un recorrido consensuado por todos. En este sentido, el hermano mayor Eloy Ibar ha hecho un llamamiento “a la ilusión, pero también a la responsabilidad”. La puesta a punto de enseres ha sido lo de menos; lo de más, el empuje que esta misma noche han dado los hermanos y, como no, los costaleros que pondrán un paso en la calle sin un solo ensayo de la cuadrilla en dos años.

El recorrido será el siguiente, con salida a las 18.30 h.: Pío XII, Rambla Capuchinos, Fundición, Calle Nueva, Calle Cuevas (monolito), Lopez Rubio, Cáceres, Manuel de Falla, Pio XII , Iglesia Capuchinos. Un itinerario evidentemente más corto que lo que viene siendo tradición el tercer domingo de octubre, pero quizá más ilusionante que nunca.

Por lo demás, esta misma tarde de viernes la alcaldesa Luisa María García Chamorro y una amplia representación de su Equipo de Gobierno han asistido y participado en la tradicional ofrenda floral y de alimentos, coincidiendo con el acto de respeto presentado por la Asociación de Caballistas a las mismas puertas del Templo de la Divina Pastora.