La demolición de la casa en ruinas de la Calle Ruiz despeja el entorno monumental del casco histórico

59
Publicidad

Pese a su antigüedad (se construyó en 1937, aunque tenía no pocos añadidos con el paso del tiempo), el viejo inmueble que angostaba la famosa esquina de la calle Ruiz ya es pasado. Su estado deplorable, en ruina y convertido en un foco de insalubridad a menos de tres metros de la fachada del Mercado Municipal, lo señalaban como uno de los puntos negros arquitectónicos del sur del casco histórico de la ciudad.

Hoy mismo, los propietarios del inmueble han procedido a su derribo, tal y como ha sido instado desde el propio Ayuntamiento de Motril. El solar resultante impactará al viandante ya que ocupa más de la mitad de la extensión lineal de la calle Ruiz, frente a frente de una de las joyas museísticas de la ciudad y uno de sus principales emblemas históricos, el Palacio Ruiz de Castro.

La alcaldesa, Luisa María García Chamorro, se ha mostrado contenta de que se culmine un derribo que traía de cabeza a vecinos y al propio ayuntamiento, por la afectación que ya estaba teniendo en materia de salubridad y de la propia imagen del inmueble, tremendamente degradado, que afeaba y encorsetaba la fachada norte del mercado. “Ahora, tras el derribo, quedará un solar que con el tiempo se convertirá en una edificación, pero esta estará ya totalmente retranqueada y alineada con las existentes, lo que permitirá un acceso distinto, diáfano y luminoso hacia el museo y la puerta norte del mercado”, decía la alcaldesa quien ha agradecido a los propietarios que presenten el proyecto de demolición y lo ejecuten, ante lo que ya se consideraba un peligro en pleno corazón de la ciudad.

Por otro lado, la primera edil ha recordado que en la actualidad todos los proyectos y actuaciones se están coordinando en el marco de la renovación total del Mercado Municipal ya que, con toda posibilidad, a finales de año comenzará la otra gran actuación en la zona: la urbanización de la Plaza de La Tenería; un espacio que, se pretende, “sea el pórtico sur del casco histórico y de la zona comercial de Motril y que además contiene los restos arqueológicos más importantes descubiertos en la ciudad”, añadía García Chamorro.

Por su parte, el teniente de alcalde de Urbanismo, Antonio Escámez explicó que “la famosa ITV de las viviendas está poniendo de manifiesto la existencia de inmuebles que no tienen sentido ni nadie les firmaría una rehabilitación, por su estado, a lo que hay que unir el que muchas de estas casas se convierten en un foco de problemas y de infección”. Para el teniente de alcalde, “el resultado de la demolición dejará, en el futuro, una construcción mucho más bonita que además eliminará el actual estrechamiento de la calle”. Escámez dio las gracias a los propietarios por esta actuación.