La alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro, el teniente de alcalde de Acción Social, Inmaculada Torres, y la directora del Centro de Educación Permanente (CEPER) Rodríguez Pintor, Regina Vigo, han visitado esta mañana la actividad socio-educativa organizada en el barrio de Varadero que se puso en marcha el 1 de septiembre y que se integra en  el Plan Local de Intervención en Zonas Desfavorecidas de Motril, con la colaboración del CEPER Rodríguez Pintor. Se trata de unos cursos formativos dirigidos a jóvenes de los barrios de Varadero y Santa Adela que, por distintos motivos, abandonaron los estudios sin obtener la titulación básica.

Se ha iniciado así una línea de colaboración en cuanto al objetivo general del Plan Local activando itinerarios integrados y personalizados de inserción con enfoque integral y comunitario facilitando el acceso a los sistemas de protección social, en este caso el ámbito educativo y formativo. Ello conllevará un incremento en el nivel formativo de los jóvenes, a través de itinerarios de inclusión socio-laboral, aumentando así sus posibilidades de acceso al mercado laboral. Además, se está trabajando en red e innovación en la intervención comunitaria contando con la interrelación de tres de las concejalías del Ayuntamiento, a la vez se fomenta la participación de la población en los servicios públicos.

La alcaldesa de Motril ha resaltado las líneas de la colaboración con el CEPER Rodríguez Pintor, que permite que quince jóvenes puedan reiniciar sus estudios, algo que –según García Chamorro- “les va a hacer falta, porque hoy en día para cualquier trabajo te piden la titulación mínima”. La primera edil ha indicado que esta es la línea de trabajo y colaboración correcta, incorporando “recursos de la Junta de Andalucía y del Ayuntamiento para beneficiar a los colectivos más desfavorecidos”. García Chamorro ha anunciado además que se está trabajando para ampliar la oferta formativa también a personas adultas que, por distintas circunstancias, no pudieron culminar los estudios primarios.

La teniente de alcalde de Acción Social, Inmaculada Torres, ha destacado la importancia de esta iniciativa que permite a los jóvenes incrementar sus posibilidades de acceso al mercado laboral. Por su parte, la directora del CEPER Rodríguez Pintor, Regina Vigo, ha explicado el “esfuerzo” realizado por el centro para “sacar horario de profesorado para atender la formación de estos quince chavales”.

Para la realización de la actividad se ha contado con la concejalía de Formación y Empleo, la concejalía de Educación y la concejalía de Juventud. La actividad está implementada por el equipo interprofesional de la zona compuesto por educadora, maestro y trabajadora social que realizan una intervención integral y global con las personas participantes en concordancia a los principios que rigen el Plan Local. Así pues, el maestro y la educadora social están realizando tanto actividades de refuerzo educativo y seguimiento, así como actividades e intervenciones socioeducativas y la Trabajadora Social interviene en los casos necesarios todo en colaboración con el resto del equipo de trabajo.

El alumnado asiste tres días en semana a clases con el profesorado del CEPER y dos días con la Educadora Social y el Maestro de apoyo. Los perfiles del alumnado son jóvenes de edades comprendidas entre los 16 y 28 años de edad del barrio de Varadero-Santa Adela, que por diferentes motivos abandonaron el sistema educativo en su momento.

Dejar respuesta