La alcaldesa reivindica el protagonismo esencial de las enseñanzas artísticas en el marco de la sociedad actual

127
Publicidad

“Muy poca gente conoce el sacrificio personal que comporta, para los alumnos, el elegir el camino artístico para conducir su vida profesional. Sé que sois muy conscientes de las dificultades que os vais a encontrar en el futuro, pero también veo la ilusión y el potencial desbordante de un alumnado nada convencional, porque no sois convencionales… pero un alumnado valiente, arriesgado y soñador, como también lo son sus docentes”, ha destacado la alcaldesa de Motril, Luisa María García Chamorro, durante la entrega de premios que ha puesto el punto y final a la X edición del Concurso de Fotografía de la Escuela de Arte de Motril; un certamen que ha sufrido la demora producida por la fase del confinamiento del pasado invierno y primavera, pero que felizmente ha concluido con la aportación fotográfica de más de 250 participantes no sólo del propio centro y otros colegios de Motril, sino de toda España.

 La alcaldesa ha aprovechado el momento para reivindicar “el papel social fundamental de las escuelas de arte” y, específicamente, la de Motril. Las enseñanzas artísticas impartidas en estos centros “están viviendo actualmente un auténtico renacimiento que va a tener importantes repercusiones en la escena cultural y artística de nuestra sociedad en los próximos años, incluso a pesar del parón y las auténticas dificultades sufridas por sus profesionales a consecuencia de la pandemia”, declaró la primera edil.

 Durante el acto de entrega de premios del concurso fotográfico, celebrado con un reducidísimo aforo, Luisa María García ha felicitado a la totalidad del equipo docente y alumnado “por exhibir este certamen como una pancarta colorista que proclama la originalidad, la perseverancia y la apuesta siempre maravillosamente arriesgada de la Escuela de Arte de Motril – Palacio Ventura por todas las disciplinas artísticas”. De la misma forma, la alcaldesa se ha mostrado feliz del apoyo incondicional del Ayuntamiento de Motril a iniciativas de este calibre cultural, tal y como se ha reflejado en el apoyo económico del consistorio que ha doblado su aportación con respecto a anteriores ediciones, colaborando tanto el ayuntamiento en general como su Área de Cultura, en particular.

 Por su parte, el director y profesor de la Escuela de Arte de Motril, Rubén García García, no pasó por alto “el esfuerzo del centro para sacar adelante un certamen que, justo en su arranque, se encontró de frente con la pandemia; pero la ilusión ha podido con todo y el concurso es algo que llena de orgullo a todos los que formamos parte de la familia de la escuela”, subrayaba García. El director, además, ha significado la repercusión de la convocatoria, a la que han respondido participantes desde todos los puntos de la geografía española y fuera de ella.

 Dentro del elenco de entidades colaboradoras, la Mancomunidad de Municipios de la Costa Tropical de Granada ha apoyado un concurso cuyos trabajos podrán ser vistos en la exposición virtual organizada por la Escuela. La vicepresidenta del ente mancomunado, Flor Almón Fernández, reiteró el compromiso de la institución a iniciativas que, como esta, rebasan con éxito su propio ámbito local “y que aportan un grano de arena muy importante a la cultura de Motril y de la Costa, por lo que podemos sentirnos muy orgullosos”, dijo Almón.

Premios

Los premios primero, segundo y tercero han correspondido a José Ramón Luna de la Osa, José Antonio Toledo Salcedo y Javier Yarnoz Sánchez, respectivamente. En la categoría especial de alumnado de centros de enseñanza pública y concertada, el premio ha sido para Antonio Jurado Rubio; mientras que en la categoría de alumnado de escuelas de arte, el premio especial correspondió a Amelia Puentes Gallego.