La alcaldesa de Motril apela al acuerdo entre administraciones para la solución de la escasez de mano de obra agrícola

85
Publicidad

El medio agrícola motrileño lleva mucho tiempo enfrentándose a un problema endémico: la falta de mano de obra en el campo. El problema, que si bien no es exclusivo de esta zona sino que ya ha adquirido no poca gravedad en muchas áreas productivas de Andalucía, “debe enfrentarse con decisiones firmes para evitar lo que puede llegar a convertirse en un freno a nuestra expansión agrícola”, decía hoy la alcaldesa de Motril, Luisa María García Chamorro, durante la recepción ofrecida al delegado presidencial del Gobierno de Honduras, Arnaldo Castillo, quien ha visitado el municipio motrileño dentro de la expedición realizada a Andalucía bajo la organización del Círculo de Comercio Internacional. En la cita ha estado presente el presidente de dicho círculo, Francisco Hernández, y el consejero José Álvarez Moyano, perteneciente este último al sector comercializador hortofrutícola de Motril.

Para García Chamorro, “es crucial la creación de una mesa de contingente en nuestra provincia que promueva y regule la contratación de mano de obra extranjera, para que pueda trabajar en nuestras explotaciones agrarias porque los agricultores están desesperados ante un problema que no para de crecer”. De hecho, la primera autoridad municipal se congratuló de la experiencia cercana, en plena pandemia, donde un total de 49 hondureños participó en un programa laboral, en el municipio motrileño, durante 9 meses y cuyos resultados fueron tan positivos “que deben contemplarse como una opción seria y eficaz”. La experiencia, que tiene un largo recorrido ya en el tiempo de la mano de varias empresas de la zona, y con varios países, debe dar lugar a que todas las administraciones competentes se sienten y abran la vía a la creación de una mesa de contingente; para lo cual se va a solicitar una reunión con la representación del Gobierno de la Nación en Granada, así como todas las entidades tanto municipales como supramunicipales afectadas.

En esa línea, el delegado presidencial del gobierno de Honduras, Arnaldo Castillo (que hoy mismo ha visitado varias empresas hortofrutícolas del municipio motrileño), expresó la voluntad de su gobierno de “estar abiertos a todas las vías posibles de colaboración”, lo que conlleva no sólo continuar en esa línea de aportación de trabajadores, sino en continuar abriendo Honduras al empresariado español, en general, y motrileño en particular en todos los aspectos y facetas en que las firmas puedan expansionarse y generar riqueza en ambos lados del Atlántico.