Ante el anuncio de una huelga por parte de los trabajadores de limpieza municipal y las movilizaciones del conjunto de las empleadas y empleados públicos, Izquierda Unida ha trasladado su apoyo a sus reivindicaciones que se resumen, fundamentalmente, en la exigencia al Ayuntamiento de Motril de que cumpla con los compromisos que ha venido firmando con la representación legal de los trabajadores.

Para la portavoz adjunta del Grupo Municipal de Izquierda Unida y candidata a la Alcaldía, Inma Omiste, la ausencia de una política de recursos humanos municipales adecuada a los derechos de los empleados y empleadas públicas y a las necesidades de los servicios municipales a lo largo de los últimos cuatro años, ha tenido como resultado el deterioro progresivo de las relaciones laborales en el Ayuntamiento de Motril y, por añadidura, la pérdida de calidad de los servicios a la ciudadanía que presta el ayuntamiento.

Omiste ha afirmado que, una vez más, la ciudad y los vecinos y vecinas serán los principales damnificados de este conflicto laboral que, si se lleva a cabo, afectará gravemente al normal desarrollo de la vida ciudadana y cuyos principales responsables tienen nombre y apellidos: Flor Almón y María Ángeles Escámez.

Cuatro años de gestión del Área de Personal por parte de la Sra. Escámez, han sumido al Ayuntamiento de Motril en un caos organizativo sin precedentes, contribuyendo decisivamente al descontento de la totalidad de su plantilla, con las consecuencias negativas que ello supone en la atención y prestación de servicios a la ciudadanía.

Para Izquierda Unida, Flor Almón y el partido socialista están pagando, un elevado peaje por  presidir el gobierno municipal. Han sido, durante todo su mandato, espectadores mudos de los manejos de los hermanos Escámez.

El mandato de Almón ha sido una ocasión perdida para la recuperación de los derechos arrebatados por la derecha a los empleados públicos y, también, para la modernización de la administración municipal y la adecuación de su estructura y de sus servicios a las necesidades actuales de la ciudad y de sus vecinas y vecinas.

La candidata de Izquierda Unida a la Alcaldía de Motril ha reafirmado el compromiso de su candidatura para llevar a cabo una gestión eficaz y responsable de lo público, a través de la modernización de la gestión municipal implantando una nueva estructura simplificada basada en el desarrollo de planes coordinados y políticas transversales como nuevos instrumentos para el desarrollo de la actividad municipal.

Somos conscientes de que las primeras medidas que se deberán adoptar el primer día después de la constitución del nuevo gobierno municipal tendrán que ver con solucionar el desastre organizativo y de recursos humanos que ha provocado la incompetente gestión de la Sra. Escámez y la indiferencia de la Sra. Almón, ha afirmado Omiste, señalando que su equipo está sobradamente preparado para hacerlo.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida presenta una moción para su debate en el próximo Pleno Municipal, que se celebrará el martes, 16 de abril en la que reclama una política de recursos humanos adecuada a los derechos de los empleados públicos y a las necesidades de los servicios municipales.

Dejar respuesta