IU-Equo reclama medidas de apoyo a los sectores afectados por el cierre de la actividad en Motril

66
Publicidad

Desde IU-Equo se considera que, sin olvidar que el objetivo prioritario es preservar la salud pública, hay que adoptar medidas para que el comercio y la hostelería tengan la oportunidad de mantener sus negocios cuando la actividad pueda recuperarse y esa responsabilidad, en lo más cercano, corresponde al Ayuntamiento.

A lo largo de toda la crisis, desde el mes de marzo, las medidas de apoyo del gobierno local al pequeño comercio y a la hostelería han sido inexistentes o prácticamente irrelevantes. Ha rechazado propuestas de la oposición y de los propios comerciantes y hosteleros. No se ha hecho prácticamente nada.

Se han seguido cobrando tasas y tributos municipales, como la tasa de basura, por ejemplo, como si nada hubiera pasado. No tiene sentido que se hayan tramitado para su cobro recibos de basura industrial de 600 euros, a pesar del período de confinamiento y del cierre actual.

El concejal de IU-Equo, Jose Llorente ha manifestado el apoyo de su formación a las demandas de los sectores del comercio y de la hostelería motrileña, que están trasladando a través de sus asociaciones representativas.

En relación con el plan de actividad municipal, que reduce la presencia de los empleados públicos en las dependencias municipales, IU-Equo ha vuelto a reclamar que se refuerce efectivamente el servicio de atención telefónica y telemática, como viene haciéndolo sin ningún éxito en los últimos meses.

El edil de la formación de izquierdas ha señalado que no se puede restringir la actividad municipal sin poner en marcha dispositivos que aseguren la atención adecuada a los vecinos/as que necesiten realizar trámites y gestiones en los servicios municipales. El Ayuntamiento no se puede paralizar. Los vecinos, que son los que sostienen con sus impuestos el funcionamiento del Ayuntamiento, no pueden quedar desatendidos.

Llorente ha denunciado nuevamente que no es de recibo que no se pueda contactar telefónicamente con las oficinas municipales para solicitar información o solucionar cualquier trámite. Y es lo que está pasando. Es lo que sucede habitualmente.

En relación con las nuevas medidas y restricciones en nuestra provincia dictadas por el Gobierno andaluz, el concejal de IU-Equo ha manifestado que su formación es partidaria de medidas drásticas que se prolonguen en el tiempo y que reduzcan al máximo la posibilidad de repuntes y nuevas oleadas de contagios.

En este sentido, ha declarado que consideran que las medidas del gobierno andaluz son insuficientes, llegan tarde y no van acompañadas de las necesarias actuaciones de refuerzo de la sanidad pública andaluza, en Atención primaria, en contratación de rastreadores y en la realización de más PCRs.

Llorente ha señalado que, aunque lo podemos entender, no compartimos, la ansiedad por la desescalada, porque sólo conduce a la precipitación y a la adopción de soluciones puntuales que no resuelven el grave problema que estamos viviendo.

En este sentido, a juicio de IU-Equo es un error la intención de “salvar la Navidad”, porque no es posible celebrar estas fiestas desde una pretendida nueva normalidad, a la vista de la situación. Lo más sensato, a nuestro juicio, será adaptarnos a las circunstancias y vivir estas próximas fechas desde nuestros nuevos hábitos y limitaciones.

Por este motivo, el edil de IU-Equo ha declarado que su formación es partidaria de que se acomode el presupuesto previsto para iluminación navideña en las calles de Motril, que asciende a 140 mil euros, para destinarlo a medidas de apoyo a los sectores de actividad más afectadas y a las familias motrileñas que peor lo están pasando.

No decimos que no se iluminen las calles, pero sí que la iluminación sea más modesta y adecuada a la situación actual, ha concluido.