Publicidad

La declaración de Motril, libre de violencias machistas es una medida que simboliza el rechazo frontal de nuestra ciudad a la lacra social de la violencia contra las mujeres. Debe suponer, además, una apuesta inequívoca de la administración local para dotar de mayores recursos económicos y humanos el desarrollo de políticas de igualdad efectivas.

Inma Omiste ha dado a conocer la propuesta que su Grupo Municipal elevará al próximo pleno del Ayuntamiento, señalando que la moción que presenta su grupo cobra todo su sentido a la vista de la escasa dotación económica que el presupuesto municipal inicialmente aprobado para el próximo año 2020 destina a políticas de mujer, 13 mil euros, una cuantía claramente insuficiente y que es la misma que hace cinco años.

El ámbito local, al ser el más cercano a la ciudadanía, es el marco idóneo para implantar medidas que, sin rebasar los ámbitos competenciales, puedan incidir de manera decisiva en la vida de las mujeres y dar un mensaje claro y contundente contra la violencia machista.

Debemos aspirar a vivir en una ciudad en la que se las mujeres se encuentren libres de sufrir violencias machistas y puedan vivir su sexualidad y sus vidas cotidianas con libertad y autonomía.

La violencia machista es una violencia sexual que se expresa de forma individual y colectiva y, por tanto, no se pueden dar respuestas únicamente desde el ámbito penal sino, fundamentalmente, desde la prevención y la educación.

En este sentido, entre las propuestas de IU-Equo se recoge la elaboración e implantación de un Plan por la igualdad y contra la violencia machista que tenga como objetivo el desarrollo de medidas activas relacionadas con la prevención, la sensibilización y la detección.

Del mismo modo, se propone llevar a cabo actuaciones de sensibilización en el ámbito educativo y familiar y el desarrollo de campañas informativas y de concienciación a través de los medios de comunicación local dirigidas al conjunto de la población, que promuevan valores de igualdad y no discriminación.

Inmaculada Omiste ha recordado que el próximo lunes, día 25 de noviembre, es el Día internacional contra la violencia machista, animando a las vecinas y vecinos de Motril a que se sumen a las movilizaciones convocadas.

Sin embargo, la lucha contra esa lacra social no se puede limitar a una fecha ni a la realización de actividades más o menos coloristas. Es necesario implementar políticas sostenidas en el tiempo, dotadas de recursos económicos y materiales suficientes que contribuyan a su total erradicación.

En nuestro país, en los últimos quince años han sido asesinadas 1.027 mujeres; 197 en Andalucía. En lo que va de año, las muertes por violencia machista han sido 51. En Motril, el Centro de la Mujer atendió, en 2018, cerca de 800 consultas que tenían que ver con casos de violencia machista.

Es innegable que en nuestra sociedad se sigue matando a las mujeres. Por mucho que se empeñen en negarlo. Es un asunto que tiene que ver con la dignidad y la vida humanas, ha declarado la portavoz de IU-Equo.

Quienes promueven esa discriminación con discursos negacionistas no pueden tener legitimidad ni ser considerados como una opción democrática más. Deben encontrar nuestro rechazo inequívoco en todos los ámbitos, en la calle, en los medios de comunicación y también en las instituciones.

Según Inma Omiste, en estos tiempos en los que estamos asistiendo a procesos de involución democrática y de los derechos humanos, es esencial manifestar nuestra determinación para hacer frente a cualquier forma de discriminación contra las personas, ya sea contra las mujeres, contra las niñas y los niños o contra las personas diferentes.

La portavoz de IU-Equo ha ratificado la posición de su grupo de no tomar en consideración ninguna propuesta que presente la representación de la ultraderecha motrileña en la corporación municipal, mientras que siga negando la violencia machista y cuestionando las políticas de igualdad entre mujeres y hombres, criminalizando a los inmigrantes y promoviendo el rechazo y el odio hacia las personas por su orientación sexual.