IU-Equo pide redoblar esfuerzos para prevenir y evitar agresiones sexuales en la Feria de Motril

48
Publicidad

Según la portavoz de IU-Equo, a la preocupación por las agresiones sexuales hay que añadir la alerta por los casos de intentos de sumisión mediante pinchazos que no dejan de denunciarse en las diferentes fiestas y celebraciones que se están desarrollando durante este verano. Además hay que tener en cuenta ––ha señalado–– la menor presencia policial en las calles y en los espacios públicos, debido al conflicto que mantiene la policía local con el Ayuntamiento de Motril.

Inma Omiste ha valorado la instalación de los Puntos violeta que se habilitarán en el recinto ferial y en la plaza de España durante la Feria de día, que serán atendidos por voluntarios de la Agrupación de Protección Civil, solicitando al Ayuntamiento un esfuerzo de difusión para dar a conocer su ubicación y existencia y contribuir, de ese modo, a la creación de una mayor percepción de seguridad entre las mujeres asistentes a las diferentes actividades festivas programadas.

Los Puntos violeta deben servir –ha afirmado– ,además de amparar y asistir a las posibles víctimas, para convencer a la población de que hay comportamientos y actitudes machistas, en algunos casos normalizados, que van más allá de las violencia sexuales y procurar que estos no se produzcan.

“Las mujeres tenemos pleno derecho a disfrutar de las fiestas de forma libre, en la calle y en la noche, en igualdad de condiciones y con igualdad de oportunidades” ––ha manifestado–.

En este sentido se ha mostrado partidaria de que las asociaciones de mujeres tengan un papel destacado en esa tarea por su compromiso, su experiencia y por la confianza que pueden generar en las mujeres que hayan podido ser víctimas de algún tipo de comportamiento de estas características. Por ello ha emplazado al gobierno local a trabajar de forma más cercana con el colectivo feminista motrileño y abrir las necesarias vías de colaboración entre ambas partes.

Una Feria poco atractiva y desilusionante

Inma Omiste ha compartido, finalmente, la decepción y el “mal sabor de boca” que ha dejado entre los motrileños el programa de actividades de la Feria diseñado por el gobierno de la señora García Chamorro. Un programa “poco ilusionante y rancio”, sin atractivo, después de los últimos años sin poder celebrar la Feria con un mínimo de normalidad.

No es solo una cuestión de dineros –ha añadido–. Además de la desafortunada elección partidista de la consejera Marifrán Carazo para la lectura del pregón,  la ausencia de actuaciones de artistas con cierto reconocimiento y  capacidad de atraer público y visitantes se ve acompañada por una programación con corridas de toros, tributos a la Pantoja, exhibiciones en la escuela de tauromaquía, zarzuelas y ofrendas florales. Toda una declaración de intenciones del Motril “abierto, moderno y cosmopolita” del que gusta presumir Luisa García Chamorro.