IU-Equo no participará en el acto institucional de entrega de distinciones honoríficas de Motril

231
Publicidad

Desde IU-Equo se critica que de los ocho reconocimientos y distinciones que el Ayuntamiento de Motril entregará con motivo del Día de Andalucía, el próximo 27 de febrero, sólo uno recaerá en una mujer, la pintora María del Mar Aragón Esteban, que recibirá la medalla de oro de la Ciudad.

Las restantes distinciones se efectúan a tres entidades religiosas, la Hermandad de Cofradías (medalla de oro), la Hermandad de la Divina Pastora (medalla de oro) y la Hermandad de Nuestra Señora de las Angustias (medalla de oro) y a cuatro hombres (dos hijos predilectos y dos cronistas de la ciudad).

Izquierda Unida-Equo ha reiterado el respeto de su formación hacia las entidades y las personas que han merecido esas distinciones, no poniendo en duda en ningún caso ni la labor que llevan a cabo ni las trayectorias personales y profesionales realizadas.

En cualquier caso, para IU-Equo, a la vista de la composición de la relación de reconocimientos y distinciones, es evidente que se hace necesaria la revisión de Reglamento Municipal con el objeto de actualizar los criterios que se siguen para determinarlas, de modo que se adecuen y respondan a la realidad de la sociedad motrileña.

No podemos compartir que de las cuatro medallas de oro de la Ciudad sólo una corresponda a una mujer y las otras tres se otorguen a entidades de carácter religioso, porque no refleja la realidad social motrileña, que es diversa, plural y variada.

Las mujeres son más de la mitad de la población de la ciudad. A pesar de que su presencia es relevante en los ámbitos sociales, económicos, culturales y deportivos en Motril, este peso y esta realidad en la sociedad motrileña no se ve reflejado en estos reconocimientos institucionales. Se trata, a nuestro juicio, de un desequilibrio que incide en la brecha de la desigualdad entre hombres y mujeres, ha declarado Jose Llorente, concejal del Grupo Municipal de IU-Equo.

Para nosotras y nosotros estos actos que llevan a cabo las instituciones, de un modo especial el que conmemora el 40 aniversario del Estatuto Andaluz, deben servir fundamentalmente para reconocer la labor y el protagonismo de la sociedad civil en nuestra tierra, así como su contribución para avanzar hacia una sociedad más justa e igualitaria para todos los hombres y mujeres que en ella vivimos.

Llorente ha enfatizado el carácter reivindicativo que para su formación tiene la conmemoración del 28F, en el que se cumplen cuarenta años del Estatuto andaluz, haciendo un llamamiento a la gente trabajadora para que se sume a las movilizaciones convocadas.

Frente a las políticas regresivas del gobierno andaluz, este 28F se ha de convertir en un clamor multitudinario en defensa de precios justos para los productos agrarios, por la defensa de los servicios públicos, de las reivindicaciones del feminismo andaluz y del colectivo LGTBI, ha manifestado.