Inma Omiste (IU-Equo): “Cerrar la playa canina es una medida totalmente innecesaria”

96
Publicidad

Según la portavoz municipal de IU-Equo la adopción de la medida no responde a criterios o recomendaciones de las autoridades sanitarias, sino que parece más bien una interpretación de las normas relativas a las zonas de baño “convencionales” a las que se prohíbe el acceso y permanencia de animales domésticos.

Entendemos que el teniente de Alcalde de Turismo ha considerado que es necesario extender esta limitación a la playa canina en la playa de El Cable, pero desde luego no es una medida preceptiva ni recomendada por las autoridades sanitarias. Se trata más bien de una sobreactuación del responsable de playas, ha afirmado.

Omiste ha recordado que son muchos los vecinos y vecinas de Motril que han venido haciendo uso de esa playa desde su apertura por lo que esta decisión está causando malestar entre los usuarios que, en muchos casos, se desplazan desde otras localidades, ya que El Cable es la única playa canina del litoral granadino.

La medida tampoco está relacionada con la recuperación de espacios para el baño ya que, tal y como ha declarado el teniente de alcalde Turismo, dada la extensión y las características de las playas de Motril no resulta necesario adoptar medidas de ampliación de aforos.

A nuestro juicio, la playa canina podría permanecer abierta con el correspondiente protocolo de seguridad elaborado al efecto, tal y como se está haciendo en otras localidades costeras.

La portavoz de IU-Equo ha criticado las declaraciones del teniente de alcalde de Turismo en las que anunciaba su compromiso total con el mantenimiento de la playa de mascotas y una inversión para el año próximo de 20.000 euros para la mejora de sus instalaciones.

Es el estilo de este equipo de gobierno que justifica su falta de actuaciones y sus errores con fotos, anuncios y promesas, pero siempre para mañana.

Omiste ha señalado que el gobierno de Luisa García Chamorro ha demostrado sobradamente a lo largo de su primer año de mandato al frente del Ayuntamiento una absoluta falta de sensibilidad hacia el bienestar de los animales domésticos y las mascotas, al no abordar compromisos como el adquirido en su momento para la acotación de una zona de perros en el Parque de las Provincias. Ante las demandas de vecinos y usuarios, la concejala del ramo se comprometió a la inmediata ejecución de actuaciones para llevarla a cabo. Diez meses después, siguen esperando sin que se haya movido una sola brizna de hierba.