El concejal de Consumo, David Martín, en la puerta de la OMIC.
Publicidad

El servicio de Información al Consumidor de la Concejalía de Salud y Consumo quiere informar, ante las numerosas consultas que se están formulando en la Oficina sobre llamadas a clientes de la compañía IBERDROLA para concertar una visita y realizar una revisión de la instalación eléctrica por la que posteriormente deben pagar 39 euros, argumentando la empresa su obligatoriedad en base a lo dispuesto en el Real Decreto 842/2002 de 2 de agosto por el que se aprueba el Reglamento electrotécnico para baja tensión, que dicho Real Decreto no dispone la obligatoriedad de realizar dicha revisión.

            El propio condicionado de los contratos de suministro eléctrico de  IBERDROLA no establece la obligatoriedad de realizar revisiones interiores por parte de la empresa suministradora.

            El concejal de Salud y Consumo, David Martín, ha explicado que es finalmente el consumidor el que voluntariamente decide si considera que su instalación tiene problemas y si quiere realizar las correspondientes revisiones.

            Finalmente, desde la Oficina Municipal de Información al Consumidor aconsejan a la ciudadanía no facilitar la entrada a sus domicilios a nadie que argumente una revisión (de gas, electricidad, línea telefónica…), si previamente no han recibido una notificación por escrito de la compañía con la suficiente antelación. “Además, dicha notificación debe contener la argumentación legal para realizar la revisión para que quien lo desee pueda personarse en la OMIC y consultar si dicha carta es correcta”, ha añadido Martín.

            “Si no es así, nuestro consejo es que no abran la puerta a nadie”, ha afirmado David Martín para concluir.