La provincia de Granada supera las 700.000 toneladas en hortofrutícolas y se afianza como segunda productora en Andalucía. La Junta refuerza su apoyo al sector con el desarrollo de las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas que beneficia principalmente a tomate, el pepino, el pimiento en la costa y el espárrago en el interior.

Estos logros se han conseguido a pesar de que el sector ha tenido que afrontar una campaña “atípica”, marcada por el retraso en la plantación para evitar enfermedades en las plantas y reducir el consumo de agua, y por la demora también en las ventas al exterior motivada por las adversas condiciones para lograr buenos precios en los mercados europeos.

A la espera de los resultados definitivos que se conocerán en septiembre, el delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Manuel García Cerezo ha destacado la fortaleza del sector hortofrutícola granadino, que se consolida en producción, comercialización y exportación, y ha reafirmado el respaldo de la Junta a agricultores, cooperativas y empresas para afrontar juntos los importantes retos pendientes ante una demanda cada vez más exigente y especializada.

La provincia cuenta en la actualidad con una superficie total de 23.437 hectáreas dedicada al cultivo de hortícolas al aire libre;más de 3.000 hectáreas a hortícolas protegidos -situados principalmente en la costa granadina-; y otras 15.881 dedicadas al cultivo de frutas -cítricos, frutos de pepita, fruta de hueso y tropicales, a las que hay que añadir las más de 76.000 de almendro.

Dejar respuesta