El waterpolo motrileño y granadino une su trayectoria para competir en más divisiones y categorías

77
Publicidad

Los dos únicos clubes de waterpolo de la provincia, el club waterpolo Motril y el club Natación Alhambra ya caminan juntos, como uno solo, en su ambiciosa meta de poder competir en más divisiones y categorías, e incluso a nivel nacional. El resultado de este objetivo ha sido la creación del Club Motril-Alhambra, algo que posibilitará a la entidad motrileña tener mayor presencia en un ámbito superior, compitiendo en 2ª división nacional y poder formar equipos de categorías inferiores, así como la creación del equipo femenino.

La alcaldesa de Motril, Luisa María García Chamorro, ha presidido hoy la puesta de largo oficial del nuevo club y ha calificado este logro deportivo como “histórico para la ciudad de Motril”. En efecto, para la alcaldesa hay que agradecer al Club Waterpolo Motril “el interés y el esfuerzo por querer hacer cosas por su ciudad a través del engrandecimiento del deportivo”. De la misma forma, la primera autoridad municipal ha tenido palabras de elogio para la entidad granadina “por el interés demostrado para reforzar lazos con Motril y dar como resultado un proyecto grande, potente y que sirva para una increíble proyección de la cantera deportiva, garantizando el progreso de los deportistas”. Para García Chamorro, la presencia de Dragan supone que el nuevo club, “avalado por la gestión de Gerardo y Pío, tendrá un potencial fuera de toda duda”.

Para el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Motril, Daniel Ortega, “la apuesta es ilusionante y va a tener una repercusión muy positiva en el deporte motrileño y no puedo, por menos, felicitar a ambos clubes que ahora son uno sólo y que engrandecerán nuestro marco deportivo, trabajando desde el deporte base”.

El club waterpolo Motril se fundó en 2005. Su actual presidente es Gerardo Romano, quien hoy se mostraba feliz y agradecido al consistorio por su apoyo decidido a acciones como esta: “hoy se unen la locura y el amor por un deporte que va a llevar el nombre de Motril por toda la geografía nacional y, además, con lo importante que significa esa fusión con el waterpolo de la capital y que garantizará el recorrido deportivo de nuestros jóvenes”.

Las palabras de Romano fueron refrendadas por Pio Salvador, presidente del Club Natación Alhambra, para quien la distancia kilométrica y de tiempo entre ambas ciudades lo pone muy fácil para “una unión en la que nadie pierde, sino que los dos ganan y gana la juventud porque el nuestro es un proyecto de base, amateur, que se convertirá en profesional”.

En este proyecto, el entrenador será el croata Dragan Matutinovic quien llega con el aval de un brillante palmarés de cuarenta años en el waterpolo. Ex seleccionador nacional, fue durante 3 años seleccionador nacional (del 90 al 93) dirigiendo a la “generación decoro”, que se proclamó subcampeona olímpica y del mundo. Todo un reto que ahora fragua en el Club Motril-Alhambra que ya ha dado su primer gran paso.