El PSOE se abstiene en la aprobación inicial de los Presupuestos para el año 2022

91
Publicidad

 El concejal Francisco Sánchez-Cantalejo ha informado que el PSOE se ha abstenido en la aprobación inicial del presupuesto para el año 2022, “por ser unos presupuestos injustos”. “Injustos”, ha subrayado, “porque, a pesar de llegar a los 57 millones de euros de ingresos, el apartado de bonificaciones de impuestos no llega a 300.000 euros, dando la espalda claramente a los motrileños y motrileñas, que necesitan que su Ayuntamiento les ayude a afrontar estos tiempos tan difíciles”. Sánchez-Cantalejo ha argumentado que los socialistas, “por responsabilidad”, no van a bloquear “una herramienta básica para el funcionamiento de la ciudad, de ahí nuestra abstención”.

“Es un presupuesto que, una vez más, y van tres seguidas, a pesar de las promesas de Luisa García Chamorro de bajar impuestos todos los años, no ha bajado en estos 36 meses ni un ápice los impuestos, manteniendo la misma presión sobre las familias y las empresas motrileñas”, ha añadido.

El edil socialista ha recordado que estos presupuestos, “están sustentados en la buena gestión económica que hizo el PSOE con el PA los cuatro años anteriores con Flor Almón como alcaldesa. Y en la Estrategia DUSI (financiada con fondos FEDER de la Unión Europea), también diseñada y puesta en marcha por el equipo de Gobierno socialista y andalucista, porque con ella se están haciendo las obras que vende la alcaldesa. Y es que las pocas inversiones propias del PP van al centro de Motril”, ha comentado el concejal socialista.

“Además, hay un incremento de la masa salarial del Capítulo 1, el de Personal, que tampoco es justo porque no da la oportunidad a los trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento a mejorar sus condiciones en función de su capacidad y méritos sino que se premia a unos sobre otros en función del criterio político, es una lotería porque se premia sin ningún tipo de valoración ni procedimiento”, ha advertido.

Francisco Sánchez-Cantalejo se ha preguntado cómo es posible, además, que para una partida que se lleva más del 60% del total de las cuentas municipales, la alcaldesa “no haya sabido o querido llegar a un acuerdo con la Junta de Personal ni el Comité de Empresa, que han mostrado su disconformidad con el presupuesto”.

“Como en los años anteriores, estamos ante un presupuesto que no tiene en cuenta aspectos como eficacia, proporcionalidad y justicia social. No son unas cuentas objetivas, justas y equilibradas. Son, francamente, mejorables a pesar de la cuantía económica que van a gastar. Por eso nos abstenemos”, ha subrayado.