Publicidad

El PSOE ha pedido el voto de los motrileños y las motrileñas en las elecciones autonómicas del 2 de diciembre para permitir que continúen las políticas sociales en la Junta durante los próximos cuatro años. El candidato socialista al Parlamento de Andalucía por Granada, Francisco Sánchez-Cantalejo, ha incidido en que lo que diferencia al PSOE de otros partidos políticos es su apuesta por la sanidad y la educación gratuita y de calidad, así como el desarrollo de la ley de dependencia.

            Sánchez-Cantalejo ha querido recordar que el día 2 de diciembre los andaluces vuelven a tener un encuentro con las urnas “en el que se decidirá el futuro de una tierra que es referente nacional y que no merece ser descalificada por puro interés partidista”.

            Francisco Sánchez-Cantalejo ha pedido a la ciudadanía su confianza para renovar el mandato del partido socialista al frente del gobierno andaluz, “porque es el PSOE quien demuestra tener un proyecto político para Andalucía”.

             “Son unas elecciones en las los andaluces nos jugamos los pilares del estado de bienestar: la educación, la sanidad y la protección social”, ha incidido.

            “Lo que no podemos permitir los andaluces es que el debate se convierta en un lodazal en el que no salga nada positivo. Mientras los demás partidos están instalados en atacarse unos a otros, el PSOE se presenta a estas elecciones con un proyecto muy firme, que es defender el estado de bienestar” ha afirmado el candidato, que ha añadido que los líderes nacionales de otras formaciones como el PP “se marcharan de Andalucía el día 3 de diciembre sin haber conseguido su propósito, que es el de crispar. Ese mismo día, el PP se dará cuenta que no le ha servido de nada ese discurso ofensivo hacia los andaluces, no le ha funcionado nunca ni le funcionará” ha asegurado.

            Sánchez-Cantalejo ha recordado, por último, que con el partido socialista al frente del gobierno andaluz se ha reducido las matriculas universitarias “a una cantidad similar a lo que vale un menú en restaurantes de comida rápida”.