Publicidad

El Colegio Arco Iris, mayoritariamente atiende al alumnado que proviene de una zona con atenciones educativas preferentes,  la implicación y el gran esfuerzo del profesorado consiguen día a día que estos alumnos adquieran hábitos educativos y sociales que les ayudan a mejorar su integración.

En este sentido la popular ha manifestado que tras las protestas llevadas a cabo en el día de ayer en el Ayuntamiento de Motril por parte de los padres y docentes del Colegio Arco Iris para que no se supriman las líneas educativas en el centro motrileño, “Almón debe de estar a la altura y no solo escudarse en qué va a provocar una reunión con la Delegación de Educación, su compromiso debe ir más allá”.  La popular ha lamentado que la alcaldesa de Motril la Sra. Almón, “haya tenido que esperar a que los padres salgan a la calle a protestar para escucharlos y atenderlos, en lugar de haberlo hecho antes y haber evitado que esto ocurra”, ha matizado.

La popular ha recordado que “la pasada semana se publicó en el BOJA la decisión de la Junta de Andalucía de eliminar las dos líneas educativas, y nos preguntamos qué gestiones ha hecho Almón para evitar esta situación que perjudica a muchas familias motrileñas y profesores del centro educativo, y cuestionamos el poco peso especifico que tiene con sus compañeros de la Junta de Andalucía para defender a Motril y los motrileños”.

Esta situación provocará el cierre paulatino de las unidades en un centro cuya labor va más allá de la educativa ya que además realiza una labor social y de integración por la zona en la que se encuentra ubicado. El perjuicio para estos niños y familias puede ser irreparable”, ha subrayado la popular.

Igualmente García chamorro ha explicado que desde su formación política  se llevó una iniciativa al pleno  municipal para que no se suprimieran estas unidades educativas, una moción que  fue aprobada en el  mes de abril, y sin embargo de poco ha servido ya que la Junta de Andalucía finalmente las ha eliminado, sin escuchar a los padres ni al profesorado.

Desde el Grupo Municipal del Partido Popular entendemos que hay que ser sensibles con los colegios que tienen estas circunstancias especiales ya que cada unidad que se suprime contribuye a que se conviertan en auténticos “guetos” cerrando la posibilidad de admitir alumnado de otras zonas de Motril y esta medida dificulta la labor de escuela inclusiva que está llevando a cabo el Colegio Arco Iris. Se trata de una Cooperativa de Enseñanza formada por dieciséis socios/as que desempeñan la labor docente con la mayor implicación y dedicación posible para mejorar las posibilidades futuras del alumnado.

Para concluir la portavoz popular ha reiterado el apoyo  de su formación política a los padres y profesores del centro educativo para ir donde haga falta para evitar que la supresión de estas líneas finalmente se lleve a cabo. “Es el momento de que Almón asuma su responsabilidad como máxima responsable de  la ciudad y defienda los intereses de Motril por encima sus intereses personales en su partido político”.