Publicidad

La portavoz municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Motril  Luisa María García Chamorro ha lamentado que el Partido Socialista haya rechazado instar a la Junta de Andalucía para la suspensión y nuevo estudio y análisis del decreto-ley 1/2017 de medidas urgentes para favorecer la escolarización en el primer ciclo de educación infantil en Andalucía.

  Para la popular “la falta de consenso con la Comunidad Educativa para poner en marcha este decreto y la aprobación del mismo va a suponer un varapalo para muchas familias motrileñas que se van a ver afectadas por esta medida”

            Según ha explicado García Chamorro  decreto, aprobado por el Consejo de Gobierno, “ha sido elaborado a espaldas de la Comunidad Educativa y con una mesa de negociación en la que faltaban agentes importantes”. Tanto así, ha añadido, que en el Parlamento de Andalucía se le llamaba “el decreto fantasma”.

            Y es que, según la dirigente popular, “esta normativa se ha aprobado sin dialogar con los agentes implicados y con la intención de implantar un nuevo modelo de financiación”. Por eso el Partido Popular pedía la suspensión del decreto “hasta que no se convocase de manera urgente la mesa sectorial para proceder a la revisión y actualización de la normativa aprobada”.  Sin embargo “nos encontramos con que una vez más el Partido Socialista le da la espalda a una de las partes más vulnerables de la sociedad, a nuestros niños, nuestro futuro”.

            Igualmente, el Partido Popular proponía en la iniciativa que se instase a la Junta a incrementar las dotaciones presupuestarias de la educación infantil de primer ciclo, ha explicado la popular motrileña, “a fin de mejorar la financiación de este programa para conseguir un servicio educativo de mejor calidad” así como a garantizar los pagos en tiempo y forma acabando con los “sistemáticos retrasos e impagos que han sufrido estos centros en los últimos años”. Además, nos preocupa el nuevo modelo de financiación que recoge el decreto donde se contempla un aumento de 12.000 plazas de guardería pero solo un incremento de presupuesto de poco más del 3% “cuando debería ser del 12%”.

            Pero ante la negativa del Partido Socialista a aprobar la moción del PP “lo que sigue es que continúen los perjuicios que han venido sufriendo desde el año 2012 las escuelas infantiles conveniadas”, entre otros. Así, se eliminó la bonificación del 100% de la cuota del servicio de comedor o las carencias financieras, ya que desde el año 2009 no ha habido ningún incremento del precio de la plaza escolar, ni el IPC anual, “mientras que los centros sí que sufrían la subida anual correspondiente, suponiendo esto un incumplimiento de la normativa”, ha aseverado la portavoz popular. A esto hay que sumar que en 2012 la administración autonómica dejó de pagar “sin ningún comunicado”, ha añadido, la compensatoria de agosto.

            En definitiva, con el nuevo modelo de financiación, “sin un aumento de presupuesto, la Junta de Andalucía solo pretende mejorar sus estadísticas de cara a la galería con un aumento de plazas pero sin pensar rea​l​mente qué es lo más conveniente tanto para las escuelas infantiles como para las familias andaluzas y para mejorar la educación de los menores andaluces de 0 a 3 años”, ha concluido la portavoz popular.