El ‘poeta de la Calle de Las Cañas’ mira a la posteridad tras la inauguración del busto de Jesús Cabezas Jiménez

90
Publicidad

Cómo el mismo homenajeado destacó, se trata de “un pequeño paso a la posteridad” que condensa, en la mirada de bronce del busto de Jesús Cabezas Jiménez, inaugurado el pasado sábado 8 de enero, todo un compendio de amor surgido desde la crónica costumbrista y humana de los motrileños vinculados a la histórica y emblemática calle. 

De esta forma, se inauguraba el primer hito artístico que luce el Camino de las Cañas en sus más de trescientos años de historia, a excepción del conjunto monumental del Carmen, en un acto que culminó el empeño puesto por la Asociación Francisco Javier de Burgos, promotora de la realización del busto creado por el artista Ventura Gómez e instalado por el Ayuntamiento de Motril en el primer recodo de la Calle de Las Cañas, a escasos metros de la Plaza de San Sebastián.

En el transcurso del acto, la alcaldesa Luisa María García Chamorro hizo un juego de palabras para significar la relevancia del momento:la historia de Motril tiene muchos capítulos escritos con letra minúscula. Sí, minúscula. Porque en muchas ocasiones lo pequeño es lo que mejor representa la grandeza”, dijo la primera autoridad municipal para aclarar que eso es, precisamente, lo que ha ocurrido en los últimos siglos en el Camino de Las Cañas: es este uno de los enclaves urbanos que mejor ha definido la historia de Motril y, si vuelvo a la letra minúscula, me refiero mucho mejor a la intra historia, porque es esta y no otra la que dar relevancia al costumbrismo, a los hechos familiares o a los lazos sociales que construyeron Motril desde el siglo XVII hasta nuestros días”. Y, en ese contexto, la alcaldesa ubicó el legado del que, desde el sábado, reza como ‘Poeta de la Calle de Las Cañas’ al desgranar el sentimiento del artista: calle o camino de los sueños, escenario tan desgarrador como maravilloso que Jesús Cabezas Jiménez ha dibujado, sobre un lienzo de trazos únicos, sin más pincel que su amor, su capacidad de reflejar incluso lo transparente o su habilidad para que el corazón se nos hunda a todos, plácidamente, en los recuerdos”. La primera edil dio las gracias a Cabezas por el regalo, que será eterno, de tu legado escrito. Ese que termina por confundir la prosa con la poesía porque, en tu obra, convergen ambas como dos manantiales para un único río”, y dijo al público asistente que el busto sonreirá al pasado, al presente y al futuro “sobre la base de la devoción profunda hacia una calle que es la columna vertebral del Motril de todas las épocas.  Hoy, Jesús, te abrazamos y te reconocemos una vez más, desde la gratitud que debemos exhibir quienes consideramos que Motril es un tesoro repleto de diamantes y cristales de azúcar”.

En un acto repleto de momentos emotivos y de extraordinario sentimentalismo, Jesús Cabezas agradeció el homenaje sin olvidar a nadie de quienes, a lo largo del tiempo, se han vinculado a su obra, a su amistad y a su manera de entender un motrileñismo atemporal que se traduce en una defensa, a ultranza, de los valores humanos de las clases más populares de la ciudad a lo largo de las décadas. Fue difícil para el poeta mantener el temple ante las muestras de afecto recibidas y ante su propia familia, al completo, muy emocionada.

El presidente de la Asociación Francisco Javier de Burgos, que promueve desde hace trece años no solo el Aula de Pensamiento, sino una labor de reivindicación de las raíces culturales y humanísticas de Motril, agradeció el apoyo fundamental de varias empresas y e instituciones que han hecho posible el sueño de la asociación de erigir un busto a Jesús Cabezas, así como al Ayuntamiento de Motril en la persona de su alcaldesa y, de manera específica, al Área de Obras Públicas que ha realizado la obra necesaria para la colocación del busto.

El agradecimiento llegó también desde el propio autor de la efigie, el escultor Ventura Gómez, quien dijo estar sorprendido por la personalidad de Jesús Cabezas; recordando que fue un encuentro, cara a cara, con el poeta el que le dio la clave de inspiración para realizar el busto de bronce.

El mundo de la cultura, especialmente de las letras y de la poesía, se dio cita en un rincón de la Calle de las Cañas que se hizo un hueco en la posteridad proclamada por Jesús Cabezas. Así, llegó la lectura de poemas de Juanjo Cuenca, Teresa Martín, Victor Manuel Pérez y Paco Ayudarte; contando con la introducción del Cronista Oficial de Motril y vice presidente de la asociación, Manuel Domínguez García y del presidente de la Autoridad Portuaria de Motril, José García Fuentes.