El pleno municipal da el primer paso para la conversión de la Alcoholera en un gran centro ocio y esparcimiento

130
Publicidad

El pleno municipal motrileño ha dado su aprobación, esta mañana, a tres importantes actuaciones cuya realización a medio plazo supondrá la redefinición de la actual oferta de ocio de la ciudad, o la consecución de nuevas dotaciones y servicios para los ciudadanos. Actuaciones que atraerán una significativa aportación futura de inversión tanto pública como privada.

En concreto, la corporación dio su beneplácito inicial a la modificación del PGOU para la reordenación del MOT EL-3, en la zona del recinto de La Alcoholera. Tras este paso, se abre la puerta para posibilitar una llamativa inversión privada para la construcción de un centro de ocio que modificará, radicalmente, la oferta de esparcimiento en todo el sur de la ciudad y que permitirá la conversión de más de 18.000 metros cuadrados de suelo en una zona comercial, cultural y de ocio, que incluiría establecimientos diversos, restauración y cines. En la actualidad, ya hay empresas interesadas en desarrollar un proyecto que lleva en el aire una veintena de años y que, ahora, está muy cerca de ser una realidad justo en el momento en que se concluye la rehabilitación integral del Parque de los Pueblos de América y está en marcha el proyecto de transformación del Paseo de las Explanadas; uno y otro espacio están interconectados, precisamente, a través del espacio que ocupase la antigua Fábrica Alcoholera. Desde el gobierno local, es necesario dar un paso que, según el teniente de alcalde de Urbanismo, Antonio Escámez, “es la hora de ponerse manos a la obra en un proyecto fundamental para el municipio, porque no podemos seguir dejando a la juventud con la misma oferta de ocio que hace décadas”, decía el edil para quien, además, una actuación de esta envergadura “no puede ser asumida por el ayuntamiento y sí por inversores que van a arriesgar que también servirá para cambiar la imagen de la ciudad”. Una explicación apoyada por el teniente de alcalde de Turismo, José Lemos, para quien “existe una carencia clamorosa de ocio en Motril y este gobierno lo sabe. Hay que volver a intentar que eche a andar un proyecto en el que creemos”, dijo Lemos. De hecho, para el teniente de alcalde de Obras Públicas, Economía y Hacienda, Nicolás Navarro, “tenemos la obligación de impulsar todos los proyectos que consideremos buenos, incluso si se iniciaron o se intentaron en otro mandato y, desde luego, hay que tener en cuenta que los planes de urbanismo tienen una vigencia de muchos años que debe adaptarse a la evolución de los tiempos, y este es el caso de proceder ahora a la aprobación inicial de la reordenación pormenorizada de La Alcoholera”, dijo Navarro.

Por otro lado, la sesión plenaria aprobó también una modificación del plan general para aquellos terrenos de Playa Granada, cedidos en su día a la Universidad de Granada y que esta finalmente no utilizará. Ese suelo se abrirá a otros usos, no exclusivamente educativo como hasta ahora, ya que la propia alcaldesa, Luisa María García Chamorro, anunció que hay varias empresas interesadas en la construcción en dicha zona de un resort para personas mayores que implicaría no sólo la instalación, propiamente dicha, sino una serie de servicios anexos tales como zona comercial que diese servicio a todas las nuevas urbanizaciones de Playa Granada. En este sentido, el teniente de alcalde de Urbanismo, Antonio Escámez, defendió la modificación por lo que supondrá la desafectación de equipamiento docente, que no se realizará, y su conversión en espacio de equipamientos varios que posibilitarán inversiones y empleo en Motril.

En definitiva, todas estas aprobaciones iniciales lo que pretenden es “facilitar los usos nuevos de importantes espacios del municipio” pero, en cualquier caso, “estamos yendo de la mano de la Junta de Andalucía que es quien tiene que dar el visto bueno y en cuanto se culminen las dos modificaciones del plan, desde el ayuntamiento se preparará un pliego que definirá una concesión administrativa a fin de que las empresas opten y puedan invertir en Motril”, explicó García Chamorro. Se trata de dos modificaciones que no son estructurales y que, por tanto, antes de que termine el actual mandato municipal se estará poniendo la primera piedra de ambos proyectos, según indicó la alcaldesa.

La última de las tres actuaciones implicará inversión pública en la zona sur, concretamente en el margen norte de la Avenida Norman Bethune (ronda sur oeste), en plena área administrativa y de servicios de la ciudad. Se trata de la cesión de un terreno al Servicio Andaluz de Empleo, de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, que permitirá la construcción de unas amplias y modernas instalaciones y una inversión en torno al millón de euros por parte de la administración autonómica. Esta consecución implicará un salto cualitativo en la prestación de este servicio, fundamental para un amplísimo sector de población, que se verá reforzado y muy mejorado.

Por otro lado, la óptima gestión de las inversiones del Plan de Fomento Agrario 2020 o la intervención de la Delegación de Educación en proyectos que iban previstos, anteriormente, en los citados fondos ha permitido que puedan destinarse remanentes de estos para ampliar actuaciones como la del acerado perimetral del campo de fútbol de Puntalón, una partida adicional para la obra de la Plaza de España o el asfaltado del tramo pendiente del Camino de Las Algaidas, por lo que el pleno aprobó la modificación de actuaciones del PFEA del pasado año.

El pleno aprobó la urgencia de someter al pleno el apoyo expreso institucional, por parte del Ayuntamiento de Motril, al expediente de solicitud de revocación del Decreto 168/2014, de 2 de diciembre, por el que se desestima la iniciativa de segregación de la ELA Carchuna-Calahonda del término municipal de Motril, a la Dirección General de Administración Local de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local. Un apoyo que contó con la aprobación por la mayoría de la corporación.