El Parque de los Pueblos de América supera ya el ecuador de las obras de su gran cambio y rehabilitación

39
Publicidad

Cuando se retiren las vallas que rodean, actualmente, la mayor parte de la superficie del Parque de los Pueblos de América, los motrileños redescubrirán el mayor pulmón verde y de esparcimiento de todo el municipio, décadas después de su inauguración sobre lo que originariamente fue uno de los últimos plantíos de caña adosados al casco urbano; en la cara este y sur del Cerro de la Virgen, ocupando parte de la antigua Huerta del Cheno y la zona de experimentación de subtropicales existente junto al actual colegio Cardenal Belluga.

Con el paso del tiempo, la situación del ha ido derivando en un estado de deterioro en general, con una urbanización que ha quedado obsoleta en sus aspectos formales, materiales y funcionales, mostrando una situación que no se corresponde con la importancia que tiene este lugar, tanto por su extensión, como ubicación y concepción de espacio público verde y de esparcimiento.

Ahora, tras la conclusión, meses atrás, de las obras de ampliación del Parque hacia el sur y que ha supuesto una gran apertura visual del recinto hacia la vega y el mar, multiplicando la extensión de su zona verde e integrando el nuevo jardín de cactus, aún cerrado al público; además de la construcción perimetral de un carril bici que lo recorre de norte a sur, ha llegado la gran actuación rehabilitadora del núcleo principal del Parque de los Pueblos de América, que derivará en un cambio radical de su imagen, infraestructuras, iluminación, senderos, puentes, reforestación, integración del Cerro y espacios adyacentes, además de mejorar de manera ostensible el lago y riachuelo que discurre entre sus árboles; creación del skate park, restaurante e iluminación ornamental de color para las zonas arbóreas y un largo etcétera.

Sobre el terreno hoy, la alcaldesa Luisa María García Chamorro, ha comprobado el estado de los trabajos y ha destacado el empeño del gobierno local para poner en marcha una obra “que transformará el parque, cambiará radicalmente su fisonomía y lo devolverá a los motrileños para que lo disfruten como un gran espacio de paseo, ocio, descanso y deporte”. La alcaldesa ha sido muy explícita al recordar que una de las grandes promesas del actual mandato municipal “está siendo ya una realidad y va a dar un vuelco a la imagen del parque, haciéndolo mucho más cómodo y atractivo para el disfrute de motrileños y visitantes”. Para García Chamorro, la que va a ser la mayor transformación de un espacio público verde de Motril “vendrá acompañada de la introducción de más de cien especies arbóreas del continente americano, que ya se están aclimatando para ser incorporadas al recinto en las próximas semanas”. La primera edil afirma que “es muy importante esta actuación, a todos los niveles, ya desde su inauguración no se había realizado una inversión tan destacada, que ahora alcanza los dos millones de euros”. De la misma forma felicitó a las diversas áreas municipales que se han implicado en la realización de este proyecto, además de destacar “la apuesta por las empresas locales para esta gran obra”.

Proyecto ilusionante

El teniente de alcalde de Obras Públicas del Ayuntamiento de Motril, Nicolás Navarro Díaz, no oculta su ilusión y empeño ante el resultado final de esta importante intervención municipal en el Parque de los Pueblos de América, que ya presenta un elevado grado de realización y que para finales de la primavera estará totalmente conclusa: “su resultado transformará totalmente la imagen de este gran parque”. Según Navarro, juntando todas las obras ya realizadas como el skate park, incorporación del parque norte del colegio Cardenal Belluga, la importante ampliación sur o la primera fase del jardín de cactus, más las que se llevan a cabo en la actualidad suponen una inversión de dos millones de euros “para que esta zona verde se revalorice y se disfrute al máximo por la ciudadanía. Esto ha supuesto una revolución en su concepto”. Navarro destacó, especialmente, las nuevas infraestructuras que se están instalando y que multiplicarán la iluminación hasta los más de 170 puntos, sustituyendo el sistema obsoleto existente, e instalando luz ornamental de color en el arbolado del Santuario. De la misma forma, se renueva todo el mobiliario urbano, se pondrá en valor el conjunto escultórico del Encuentro entre Dos Mundos, con la restauración de las dos grandes efigies y su iluminación decorativa, además de la llamativa naturalización del río y lago, que también estará iluminado. El teniente de alcalde no quiso pasar por alto la importancia de la coordinación “de distintas obras de PFEA, fondos europeos, delegación de Educación… ha sido una labor intensa pero integradora, que dará como resultado un gran motivo de orgullo para todos los motrileños”, dijo Navarro.

El teniente de alcalde de Urbanismo y Agricultura, Antonio Escámez, calificó la obra de “muy necesaria porque año tras año el parque iba perdiendo algo y la apuesta de este gobierno ha sido muy clara al respecto”. Escámez aludió a Obras Públicas, Agricultura, Parques y Jardines… en relación al “esfuerzo conjunto y muy coordinado de estas áreas municipales que está dando un resultado espectacular”. Por otro lado, el teniente de alcalde destacó el cambio no sólo visible “sino de todo lo que no se ve y que comprende todo el subsuelo, desde canalizaciones hasta líneas eléctricas, evacuaciones, etc.” Aludiendo, asimismo, a lo que supondrá contar con un restaurante en el propio parque, las nuevas zonas de esparcimiento infantil y en el mantenimiento y conservación de las especies arbóreas antiguas preexistentes. “Será un cambio radical y necesario, con un resultado final que gustará a toda la población”.

En el mismo sentido, el teniente de alcalde de Turismo, José Lemos se refirió al hecho de que en el año de su inauguración “el parque estaba en la periferia del casco urbano y ahora se va a integrar totalmente dentro del mismo, lo que conlleva una atención muy especial para su actual reforma”. Lemos se congratuló de la actuación tan llamativa que será un motivo de orgullo para todo el municipio.