El Gobierno asegura que las negociaciones de la nueva Política Agraria Común no concluirán hasta finales de abril por lo que hay margen para cambios

186
Publicidad

El ministerio de Agricultura ha explicado que la discusión de los tres reglamentos europeos de la Política Agraria Común entre el Consejo y el Parlamento Europeo no concluirá hasta finales de abril. Será en ese momento cuando se decidan los parámetros finales europeos de la futura PAC.

Consecuentemente, la previsión es que el Ministerio y las comunidades autónomas puedan reunirse en la segunda quincena de mayo, para tomar las decisiones sobre su definición y aplicación en España, para el periodo 2023-2027.

En este sentido, cuestiones tales como la ayuda básica a la renta, la definición de quién deba percibirla, las regiones de pago, los periodos sobre los cuales deba extenderse la convergencia para cumplir con los compromisos europeos; así como los ecoesquemas y todos los restantes conceptos, permanecen en estos momentos en debate, y pendientes de decisión.

Por otro lado, el Ministerio asegura que es falso que pretenda excluir a un número elevado de perceptores actuales de la Política Agraria Común en esta nueva reforma.

Según el Ministerio, la voluntad del Gobierno es lograr el consenso más amplio posible, en forma de acuerdo nacional, para hacer del contenido de esta PAC, y de los 47.724 millones de euros obtenidos por España, el mejor instrumento de apoyo a agricultores, ganaderos y medio rural, en función de las necesidades concretas y previamente identificadas, de cada uno de los sectores y subsectores.