El CP Reina Fabiola convierte el ‘huerto escolar’ en una ambiciosa apuesta de la totalidad de su comunidad educativa

45
Publicidad

Lechugas, rábanos, tomates cherry y un buen número de hortalizas crecen en las cajoneras ecológicas que ocupan una curiosa parcela dentro de la amplia zona de recreo y esparcimiento del Colegio Público Reina Fabiola de Motril. Todo ello es el resultado de la implementación, en dicho centro, del programa Impulsa de la Junta de Andalucía y del impresionante trabajo de la AMPA, varios de cuyos padres y madres se han involucrado activamente. Automáticamente, la respuesta del alumnado no ha sido otra que la de implicarse, hacer muy suyo el huerto y experimentar con la siembra y desarrollo de los vegetales.

La alcaldesa de Motril, Luisa María García Chamorro, ha conocido in-situ los pormenores de una experiencia que ha calificado como “apasionante”, al tiempo que ha felicitado a la dirección, equipo docente y AMPA “por ponerse manos a la obra, todos juntos, para hacer posible una acción didáctica tan enriquecedora como formativa”. La alcaldesa ha explicado, además, que un municipio eminentemente agrícola como Motril “necesita un fuerte empujón didáctico, a nivel escolar, para que los niños y niñas vayan teniendo un contacto directo con la realidad de la agricultura, en todos sus estadios, comenzando por actividades como esta”, decía la primera autoridad municipal.

Junto a las tenientes de alcalde de Educación, Débora Juárez y de Acción Social e Igualdad, Inmaculada Torres, la alcaldesa ha tenido ocasión de conversar con varios padres que están realizando toda la labor de carpintería necesaria para dar apoyo a esta experiencia. Una labor que se está llevando a cabo, en su totalidad, reciclando palés y otros materiales.

Para la responsable del Área de Igualdad, Débora Juárez, “es necesario dar oportunidades como esta a los alumnos y alumnos de los colegios, porque la agricultura es una gran desconocida y nuestra zona necesita futuros profesionales de todos los ámbitos de la actividad agrícola, y esta experiencia es ilusionante”, decía.

Por su parte, el director del Colegio Público Reina Fabiola, José Tortosa, mostró con orgullo el estado actual del huerto escolar “que dice mucho del esfuerzo de los propios padres y madres y del extraordinario interés del alumnado, que se ha volcado con sus plantas y productos hortofrutícolas porque muchos niños y niñas no conocían cómo se plantan, nacen y crecen las hortalizas”.

Comportamiento ejemplar

La alcaldesa, Luisa María García, no ha querido pasar por alto el “comportamiento auténticamente ejemplar” del alumnado del Reina Fabiola. Al igual que en el resto de los centros motrileños “los niños y niñas nos están dando a todos una lección de responsabilidad en el uso de las mascarillas y de la distancia social, su ejemplo es increíble y deberíamos de aprender de ellos”, decía la primera autoridad municipal quien además explicó que, evolucione cómo evolucione la pandemia en los próximos meses, “la limpieza y desinfección de todos los centros educativos del municipio continuará hasta el final del curso”.

Por último, la visita institucional al centro ha tenido un indudable punto de interés: la celebración de la Semana de la Ciencia que está acercando a los escolares a numerosas experiencias científicas y didácticas, además de las creadas por los propios alumnos y alumnas.