El equipo de Gobierno soluciona de este modo el problema generado por la negativa de Costas a autorizar el aparcamiento en la Playa de Poniente

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Motril ha comenzado a solucionar el problema que se generó hace poco más de una semana cuando la Demarcación de Costas comenzó a sancionar a los vehículos estacionados en el litoral motrileño. Las medidas adoptadas con urgencia por el equipo que lidera la alcaldesa, Luisa García Chamorro, permitirán poner a disposición de los vecinos de la ciudad y de sus visitantes este mismo fin de semana 800 nuevas plazas de aparcamiento gratuitas, y, a corto plazo, el plan contempla casi un millar y medio de plazas.

La alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro, ha destacado el “importante esfuerzo” que está realizando el Ayuntamiento, en colaboración con propietarios de terrenos que lindan con el Camino del Pelaíllo, para disponer de bolsas de aparcamiento en la Playa de Poniente “en un tiempo récord”. De este modo, el Consistorio ha suscrito convenios con entidades privadas y particulares para la cesión de sus terrenos con el objetivo de habilitarlos como bolsas de aparcamiento a lo largo de la franja de la Playa de Poniente, situadas a escasos veinte metros del paseo marítimo.

García Chamorro ha señalado que se seguirá trabajando para llegar a más convenios con particulares para la cesión de sus terrenos y ha aprovechado la ocasión para agradecer la labor que han realizado los tenientes de alcalde de Turismo, José Lemos, y de Mantenimiento, Débora Juárez, y para dar las gracias “en nombre de la ciudad a esos particulares que están cediendo su propiedad privada para un uso público”.

Hasta el momento, se han habilitado tres parkings de grandes dimensiones con capacidad para 800 vehículos, que estarán disponibles este mismo fin de semana, y la previsión es alcanzar la próxima semana entre 1.300 y 1.500 plazas. De esas 800 plazas, unas 300 corresponden a un terreno cedido por el restaurante Katena, y las 500 restantes se ubican en un terreno situado al final del paseo Rey Balduino.

El teniente de alcalde de Playas y Desarrollo del Litoral, José Lemos, ha explicado que el objetivo del equipo de Gobierno es solucionar el problema de falta de aparcamiento en la Playa de Poniente y descongestionar el tráfico rodado de toda la zona. “La idea es ir mejorando paso a paso e ir acondicionando estos terrenos lo mejor posible para que los motrileños y nuestros visitantes puedan disfrutar al máximo de nuestras playas, de sus zonas de ocio y de sus establecimientos de restauración”, ha dicho. Lemos también ha anunciado que se procederá a señalizar los pasos de peatones y los pasos adaptados para personas con movilidad reducida, con el objetivo de mejorar el acceso a las playas por parte de los usuarios y facilitar la movilidad de los peatones.

Buscar una solución definitiva

El Ayuntamiento cumple así el compromiso adquirido hace unos días de poner en marcha desde este mismo verano aparcamientos complementarios para que los motrileños y visitantes del municipio puedan aparcar y que se suman a los espacios ya habilitados de estacionamiento. Esta solución ha venido provocada por la negativa de la Demarcación de Costas a autorizar aparcamientos en batería en el muro colindante con el paseo de la playa al entender que esta zona se encuentra dentro del dominio marítimo-terrestre y que la Ley de Costas prohíbe este uso.

Frente a esta postura, García Chamorro ha señalado que el Ayuntamiento y los servicios técnicos municipales consideran que la Playa de Poniente es “suficientemente ancha” para hacer compatible su uso con el acceso de vehículos, pero que la prohibición de Costas ha obligado a buscar esta solución con carácter “provisional”. La alcaldesa ha indicado finalmente que la pretensión del actual equipo de Gobierno es buscar una solución definitiva de cara a la próxima temporada estival.

Dejar respuesta