Publicidad

El Ayuntamiento estudia cambiar a los propietarios los terrenos bajo la piscina municipal por otros para construir allí el nuevo ferial de la ciudad, según ha adelantado este lunes en exclusiva a Telemotril y Onda Sur, el concejal de Urbanismo, Antonio Escámez.

El suelo objeto del nuevo ferial debería tener una superficie de unos 250.000 metros cuadrados para dar respuesta a las necesidades de las fiestas. El concejal explicó que aunque existe buena predisposición por parte de los propietarios de los terrenos, toda la tramitación y la ejecución de las obras hacen que sea un proyecto a medio plazo. Pese a eso. Antonio Escámez, anunció que trabajan para que haya algunos cambios de cara a la feria de noche del año que viene. El edil añadió que además se barajan otras posibilidades.

Otra de las opciones que se baraja a corto plazo sería, incluso, acortar los días de duración de la feria, cortar la carretera de la playa y montar allí las casetas y atracciones.

En cualquier caso, las áreas de Fiestas y Urbanismo tienen once meses para dar forma a los primeros cambios al objeto de revitalizar la feria de noche.

Escámez incidió en que trabajan en encontrar una solución para acercar la feria a la ciudad porque es un clamor de motrileños y visitantes que piden que el recinto ferial no esté tan lejano y ofrezca otras posibilidades.

Para finalizar, Escámez solicitó tanto la implicación de los partidos políticos de la oposición como de la ciudadanía para sacar adelante una solución que posibilite acercar la feria de noche a la ciudad.