El Ayuntamiento de Motril inicia hoy el plan de reincorporación de trabajadores municipales y abrirá al público el día 25

165
Publicidad

El Ayuntamiento de Motril ha puesto en marcha desde hoy el plan elaborado para la reincorporación progresiva de los trabajadores municipales tras el estado de alarma por la COVID-19. De cumplirse las estimaciones y en función de la evolución de los datos de la pandemia, la previsión es que el Consistorio motrileño reanude la atención presencial al público con ciertas limitaciones el próximo 25 de mayo, fecha en que habrá aspirado la cuarta prórroga del estado de alarma.

Tras la declaración inicial del estado de alarma por parte del Gobierno de España, el Ayuntamiento de Motril suspendió la mayor parte de la actividad municipal, con la excepción de las declaradas como servicios esenciales, como policía, bomberos, servicio de limpieza y servicios sociales. En estos momentos, la situación ha cambiado con una disminución gradual en el número de afectados por la COVID-19 y con una apertura progresiva de establecimientos.

En la instrucción dictada, la alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro, ha señalado que “debemos tener siempre en cuenta que nuestra función como administración pública más cercana al ciudadano es dar respuesta a sus necesidades y expectativas, prestándole servicios, de forma eficaz y eficiente, por un equipo profesional, orientado a la excelencia y a la innovación y todo ello para salvaguardar el interés general”.

Por ello y priorizando las medidas de protección de la salud del personal municipal, la alcaldesa ha dado las indicaciones oportunas para se proceda a la reincorporación presencial de los efectivos municipales a partir de los días 11, 18 y 25 de mayo, según se ha establecido por el responsable de cada área municipal. En la primera tanda que corresponde a la jornada de hoy, además del personal de los servicios de Limpieza, Mantenimiento, Parques y Jardines y los cuerpos de seguridad, se han incorporado un total de 116 trabajadores, a los que hay que sumar los 40 trabajadores que han acordado con sus responsables la modalidad de teletrabajo o semipresencial, y que continúan en esa situación laboral, dado que se ha revelado durante la pandemia como instrumento básico para la continuidad en la prestación de los servicios municipales.

Finalmente, la alcaldesa ha destacado “el escenario económico complicado” que se plantea después del confinamiento, por lo que ha aprovechado para pedir al personal municipal que se reinicie la atención presencial al público “mostrando comprensión y empatía con nuestros vecinos en esta nueva fase de consolidación social y laboral”.