El Ayuntamiento de Motril anima a escolarizar a los niños en las escuelas infantiles por su preparación y seguridad

36
Publicidad

La alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro, y la teniente de alcalde de Educación, Débora Juárez, se han desplazado esta mañana a las escuelas infantiles municipales ‘Rosa López Cervantes’, ubicada en el barrio de San Fernando, y ‘La Cigüeña’ del Camino de las Ventillas, dentro de la ronda de visitas que el Gobierno local está realizando a estos centros educativos para conocer de primera mano la opinión de sus cuerpos directivos y docentes sobre el inicio del curso escolar que debieron cerrar sus puertas hace ocho meses como consecuencia de la crisis sanitaria.

La alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro, ha podido comprobar durante su visita a ambas guarderías las medidas higiénicas y protección que se han puesto en marcha al inicio del curso escolar, derivadas de la implantación de los protocolos de seguridad para hacer frente al coronavirus y garantizar un curso escolar seguro. García Chamorro ha mostrado su satisfacción por el grado de preparación de todos los centros al inicio del curso, ya que la prioridad en estos momentos es “dar tranquilidad a las familias” y transmitirles que “pueden tener la certeza de que sus hijos están en muy buenas manos y en un ambiente lo más seguro e higiénico posible” cuando acuden a las escuelas infantiles del municipio.

La primera edil ha querido animar a los progenitores a “visitar las numerosas escuelas infantiles municipales” para que comprueben las medidas de seguridad implantadas, con el objetivo de superar sus reticencias a llevar a sus hijos a estos centros y Que “se vayan con la tranquilidad de que pueden dejar a sus hijos en las mejores manos”. García Chamorro ha añadido que las guarderías disponen en estos momentos de plazas, a diferencia de otros años, como consecuencia de la ampliación llevada a cabo en las instalaciones ‘Rosa López Cervantes’ y la apertura de una nueva escuela infantil.

La teniente de alcalde de Educación, Débora Juárez, ha querido dar la enhorabuena a la direcciones y docentes de los centros de educación motrileños por “la buena preparación” de los protocolos anti-COVID, ha ofrecido el “apoyo” del Ayuntamiento dentro de las competencias municipales y ha puesto la concejalía de Educación al servicio de las necesidades de los profesionales de la educación. Juárez ha hecho también un llamamiento a la escolarización de todos los niños en las escuelas infantiles, de las que ha dicho “están muy bien preparadas”.

Protocolos anti-COVID

La directora de la escuela infantil ‘Rosa López Cervantes’, Adriana Cabrera, ha detallado las medidas incluidas en el protocolo anti-COVID del centro, entre las que se incluye el refuerzo de la limpieza, que ya era “exhaustiva” con anterioridad, dada la corta edad de los pequeños que acogen estas guarderías. El centro permite el acceso de los padres a la zona del pasillo, que es desinfectado posteriormente con una máquina higienizante, ya que se considera fundamental el contacto diario entre los progenitores y las tutoras. Además, se ha solicitado a los padres que lleven y recojan a los niños de forma escalonada.

El centro ha establecido además un grupo de convivencia en cada una de las seis clases, que impide que los 88 menores matriculados se mezclen en distintos grupos. Estos grupos de convivencia tienen establecidos diferentes horarios para las comidas y solo dos grupos comparten simultáneamente al mismo tiempo la zona de patios que, por sus grandes dimensiones, permiten mantener la separación de los grupos.

Por su parte, la directora de centro infantil ‘La Cigüeña’, Isabel Burgos, ha reconocido las dificultades del inicio del presente curso escolar, que ha obligado a directores y docentes a trabajar durante el verano en la implantación de los protocolos de actuación y las directrices de seguridad establecidas por la Junta de Andalucía. Burgos ha asegurado que el personal ha trabajado para garantizar un “centro súper seguro” y ha establecido dos de los denominados ‘grupos burbuja’, en los que los niños solo se relacionan con su educadora, sin relación con el otro grupo. El centro ha realizado una importante inversión en productos higienizantes y en material educativo y de juego fácilmente desinfectable.