El Área Sanitaria Sur de Granada impulsa un programa de rehabilitación cardiaca

62
Publicidad

El Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada impulsa el programa de rehabilitación cardiaca con nuevas fórmulas de atención y la participación de profesionales de Psicología clínica, Neumología, Urología y Dietética.

La rehabilitación cardíaca es un programa integral en el que se atiende a las personas que han sufrido un evento cardíaco, tales como un infarto o una angina de pecho, y se les entrena para que recuperen la estabilidad cardiológica, física y emocional que les permita retomar las actividades de la vida diaria. Se trata de un entrenamiento progresivo e integral del paciente con patologías cardíacas.

El programa, en el que participa un equipo multidisciplinar de profesionales, se inicia una vez que el paciente ha superado los momentos críticos y recibe el alta de UCI a planta de hospitalización en Medicina interna. El equipo de UCI y Cardiología, son los primeros eslabones para la recuperación del paciente desde su ingreso hasta el alta a domicilio. Una vez en casa, el paciente es derivado a la consulta del médico rehabilitador, quien evalúa la situación clínica del paciente y su riesgo cardiológico. Esto permite planificar el tipo de entrenamiento que requiere.

A través de actividades de entrenamiento físico individualizado y sesiones de educación sanitaria, se facilita la readaptación del paciente al esfuerzo, el control de los factores precipitadores, tanto físicos como psíquicos y la promoción de estilos de vida saludables que ayudarán a prevenir el riesgo cardiovascular.

Durante toda la fase de entrenamiento físico los pacientes están monitorizados y supervisados tanto por la médica rehabilitadora como por las profesionales de enfermería que se encargan de controlar sus constantes físicas, (tensión arterial, frecuencia cardíaca, glucemia…)

Así mismo, profesionales de Fisioterapia, Terapia ocupacional, Psicología clínica, Nutrición y Dietética, Neumología, Urología, así como de Atención Primaria intervienen de modo coordinado en el programa, tanto en las sesiones de educación sanitaria, como a través de intervenciones en las que abordar posibles secuelas como la disfunción eréctil, o ayudar al paciente en la deshabituación tabáquica.

Una vez finalizada esta fase de rehabilitación cardíaca que se realiza en el hospital en tres sesiones semanales durante 2 o 3 meses, se propone al paciente un programa de entrenamiento domiciliario dándole cita para revisión con el fin de realizar el seguimiento tras su alta.