Detenido en Motril por denunciar un falso atraco, secuestro y robo del vehículo

100
Publicidad

La Policía Nacional detiene a un varón por presentar una denuncia en la que simulaba ser víctima de un atraco y un secuestro en un supuesto robo de su vehículo

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Motril a un varón de 19 años de edad de nacionalidad española sin antecedentes policiales previos como presunto autor de formular una denuncia falsa ante agentes de la Policía Nacional por hechos constitutivos de delito.

Las investigaciones policiales determinaron la falta de veracidad en la denuncia interpuesta que en modo alguno coincidía con lo acontecido lo que derivó en la detención de la supuesta víctima.

Simuló ser víctima del robo de su vehículo y de un secuestro

La investigación policial se inició una vez que un varón se personó en la comisaría de la Policía Nacional de Motril donde denunció el robo de su vehículo bajo intimidación con un objeto punzante. Según sus manifestaciones el suceso tuvo lugar de madrugada a la salida de un establecimiento de ocio cuando dos varones se introdujeron en su vehículo después de que él mismo lo hiciera. Uno de los hombres le colocó un objeto punzante en el cuello y le obligó a conducir hasta un lugar a las afueras de la ciudad donde le hicieron bajarse y lo dejaron abandonado y sin vehículo.

La investigación policial aclaró que no aconteció ningún hecho delictivo

Los agentes encargados de investigar este tipo de denuncias detectaron desde el primer momento que el relato de la víctima podría no corresponderse con la realidad, tanto por su formación y experiencia profesional como por la utilización del programa VERIPOL de la Policía Nacional creado para detectar las denuncias falsas que se presentan en las comisarías de policía y que entorpecen la labor de los agentes al dedicar tiempo y medios a estos asuntos en detrimento de los que realmente ocurren con el consecuente perjuicio para las víctimas reales.

Las gestiones llevadas a cabo determinaron las múltiples falsedades que figuraban en la declaración prestada por la presunta víctima y vinieron a corroborar que no había tenido lugar ningún hecho delictivo.

Los manifiestos engaños se evidenciaron desde el principio y comenzaron al comprobar que el denunciante se había encontrado con los presuntos delincuentes cuando aún se encontraba en el interior del establecimiento y el trato con ellos fue completamente amigable. A partir de ahí se comprobó que ninguno de los delitos denunciados había tenido lugar.

Al parecer los tres varones salieron del establecimiento para adquirir determinadas sustancias lo que provocó un estado de falta de consciencia plena en el denunciante que posteriormente le hizo pensar que le habían sustraído su vehículo y decidió denunciarlo inventándose el relato de lo ocurrido.

Los dos implicados fueron identificados y prestaron declaración en dependencias policiales donde manifestaron haber dejado el turismo estacionado en la vía pública dado el estado en que se encontraba el propietario.

Protocolo establecido para reclamar el perjuicio ocasionado

El denunciante ha sido detenido como presunto autor de la simulación de delito y además se enfrenta a la reclamación policial de gastos ocasionados que, si la autoridad judicial lo estima ajustado a derecho le será reclamada una cantidad que oscila entre los 200 y los 1.000 euros.

Los hechos han sido puestos en conocimiento de la autoridad judicial.