David Martín lleva al pleno del viernes una moción en defensa de la sanidad pública y universal en Andalucía

164
Publicidad

El portavoz de Andalucía Por Sí en el Ayuntamiento de Motril, David Martín, ha presentado la moción que su grupo político, llevará a todas las administraciones en las que tiene representación, para defender la sanidad pública andaluza de las intenciones de privatizarla que tiene el rodillo de la mayoría absoluta del PP en el Parlamento andaluz.

Martín ha afirmado que la moción, en la exposición de motivos, recuerda un 4 de diciembre de 1977, millones de andaluces salimos en masa para reclamar autonomía plena y poder para gobernarnos mirando siempre por los intereses de los andaluces y no legislando contra ellos. El 25 de marzo tuvimos que salir de nuevo a la calle para defender algo tan esencial como el derecho a la salud. La salud se debe proteger desde la prevención y esta se lleva a cabo desde el primer eslabón de la atención sanitaria, que no es otra cosa que la Atención Primaria.

Gracias a la red de centros de Atención Primaria, consultorios y sus centros de organización territorial como los centros de salud, hemos podido llevar a cabo con éxito una correcta vacunación durante la pandemia. En este eslabón se presta la atención necesaria para evitar que los pacientes crónicos empeoren y saturen las urgencias hospitalarias y, posteriormente, se saturen las camas de hospitalización porque en ellos tienen lugar actividades tan importantes como los programas de control y seguimiento a la mujer embarazada, de niños sanos, de pacientes crónicos, pluripatológicos, diabetes, EPOC, etc.

Todos estos programas que se llevan a cabo en la Primaria ayudan a prevenir recaídas en el 80% de los pacientes con problemas de salud, siempre y cuando no falten profesionales. Invertir en la Atención Primaria es ahorrar en el presupuesto sanitario porque hay un mayor control de las enfermedades y se realiza educación sanitaria en cada visita programada. Apostamos por un blindaje estatutario de la sanidad como medida contra los especuladores que se quieren enriquecer a costa de nuestros procesos de enfermedad. Los andalucistas peleamos por la equidad y vertebración de los territorios. Y una red fuerte de Centros de Atención Primaria es el camino para llevarlo a cabo y así luchar contra la despoblación de nuestros pueblos. Creemos necesario la creación de nuevas Zonas Básicas de Salud para acercar en equidad y dar una correcta cobertura de la Atención Primaria al conjunto de la población de Andalucía.

Esta reforma conllevaría pasar de las actuales 216 a 341 Zonas Básicas de Salud (una por cada veinticinco mil habitantes) y la creación aproximadamente de dos mil cien nuevas plazas para médicos, dos mil quinientas de enfermería y unas dos mil plazas de otras categorías profesionales. Con esta propuesta de mejora de la Atención Primaria se permitirá una atención más directa y accesible. Todo esto siempre y cuando los profesionales tengan estabilidad en la duración de sus contratos, que estimamos que debe ser mínimo de dos años, pudiendo crear una relación de confianza entre el profesional de referencia y paciente, permitiendo así que los profesionales puedan elegir el centro sanitario más cercano a su domicilio siempre que sea posible.

La orden de 23 de febrero, aprobada por el gobierno de mayoría absoluta del PP, es una fecha de atropello pues sienta las bases para ir preparándonos hacia la privatización de la Atención Primaria y el uso de las infraestructuras sanitarias públicas por parte de las empresas de la sanidad privada. De esta manera, se favorece doblemente al sector privado. Primero por el pago de los servicios sanitarios que se les deriven y segundo por el uso de nuestras infraestructuras sanitarias. La Orden puede provocar a su vez la tentación a médicos que quieran desempeñar a priori su trabajo en la sanidad privada o incluso hacerse autónomos y facturar por paciente que atiende pues les saldría más rentable. Por otra parte, con esta legislación se demuestra que hay presupuesto para poder atraer médicos andaluces migrados y que los que tenemos no se nos marchen, especialmente del medio rural. También habría más dinero si no se hubiera retirado el impuesto del patrimonio a las grandes fortunas.

Todo está perfectamente estudiado para, pasadas unas décadas, la transferencia de lo público a lo privado se lleve a cabo mediante el colapso del sistema sanitario público. Han empezado creando una mala opinión de la atención sanitaria pública para ir incrementando las pólizas de seguros privadas. El pasado 23 de febrero, con la creación del marco normativo, se da el paso para la derivación de procesos diagnósticos y quirúrgicos que más beneficia a la privada, dejando para la pública los procesos pluripatológicos y gerontológicos que es lo que menos les beneficia económicamente. Se da la paradoja que los MIR de cirugía de un hospital de Málaga no tienen pacientes que operar porque la mayoría de los pacientes son derivados a la sanidad privada, privándolos de formarse en esta especialidad y privándonos como ciudadanos de tener en un futuro médicos bien formados en este ámbito.

En esta semana hemos conocido una publicación científica realizada por investigadores de la Universidad de Oxford que evidencia que la derivación de servicios sanitarios a la privada incrementa la tasa de mortalidad. Aaron Reeves, de la Universidad de Oxford y coautor del estudio británico, alerta ante el debate sobre el futuro del modelo español y, por ende, al gobierno andaluz: “La privatización tiende a excluir a las personas con menores ingresos”. En resumen, nuestra formación rechaza la privatización de la sanidad pública y en especial de la Atención Primaria. Necesitamos que la sanidad pública de Andalucía se blinde y se proteja para siempre en nuestro Estatuto de Autonomía.

El portavoz de Andalucía Por Sí, ha comentado que la moción que se debatirá en el pleno del viernes, tiene dos propuestas de acuerdo: instar al Gobierno Autonómico de la Junta de Andalucía a poner en marcha la oportuna modificación del Estatuto a fin de blindar la Sanidad Pública Andaluza para protegerla con independencia de la voluntad política del gobierno de turno. Y una segunda para que la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía a que disponga la creación de nuevas Zonas Básicas de Salud pasando de 216 a 341 (una por cada veinticinco mil habitantes) con la oportuna contratación de dos mil cien nuevas plazas para médicos, dos mil quinientas de enfermería y unas dos mil plazas de otras categorías profesionales y por tanto dar una correcta cobertura de la atención primaria al conjunto de la población de Andalucía.

Artículo anteriorDiario Comarcal 20 de abril 2023
Artículo siguienteIzquierda Unida y Verdes Equo presentan la coalición con la que concurrirán a las elecciones municipales