David Martín felicita a ‘Mucho Corazón’ por organizar un nuevo taller masivo de RCP para escolares

37
Publicidad

El portavoz de Andalucía Por Sí en el Ayuntamiento de Motril, David Martín, ha asistido este miércoles al taller de reanimación cardiopulmonar que ha organizado la asociación Mucho Corazón con el apoyo del Ayuntamiento, la Mancomunidad y el área de gestión sanitaria Sur de Granada, en la plaza de la Coronación.

Martín ha asegurado que para la formación andalucista es fundamental difundir la cultura de la prevención, “por lo que desde Andalucía Por Sí siempre hemos defendido que saber realizar una RCP y manejar un desfibrilador semiautomático (DESA), forme parte del currículo de Primaria y Secundaria, como así lo hemos incluido en los programas electorales en los dos comicios autonómicos en los que nos hemos presentado”.

Así, en el pleno municipal de septiembre del año pasado proponíamos con una moción la creación de “espacios cardioprotegidos y promover la cultura de la prevención, potenciando la formación en los centros educativos con talleres sobre cómo hacer maniobras de RCP y manejar desfibriladores. Asimismo, defiende que la web municipal informe sobre los DESA que hay en espacios públicos y privados para agilizar la atención a una víctima de un paro cardiaco” ha afirmado Martín.

Además, en el pleno de noviembre de 2019, Andalucía Por Sí proponía mediante una moción con carácter generalista “que se incluyera de forma transversal en Educación Primaria la lengua de signos y en Secundaria una asignatura de primeros auxilios que capacite a todos los alumnos que concluyan la ESO para realizar maniobras de RCP y manejar un desfibrilador semiautomático” moción que recibió el respaldo de todos los componentes de la corporación municipal menos de VOX que votó en contra, ha aclarado Martín.

Por último, el portavoz de Andalucía Por Sí en el Ayuntamiento de Motril, ha recordado que en España cada año mueren 30.000 personas debido a un paro cardiaco, y sólo el 5 % de las personas que lo sufren sobrevive sin secuelas. Según la Sociedad Española de Cardiología, la esperanza de vida subiría hasta un 30 % si la población en general supiera realizar maniobras de RCP y si se dispone de un desfibrilador cerca de donde se produzca el incidente.