Comienza la actividad de las Escuelas Deportivas Municipales en un marco de seguridad y responsabilidad

86
Publicidad

La actividad de las Escuelas Deportivas Municipales se retomará a partir del próximo día 13, después de una intensa planificación dentro del marco protocolario impuesto por el Covid y que ha provocado que no se dé el paso hasta que el desarrollo de las mismas se garantice con total seguridad. Hoy, el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Motril ha explicado que el inicio de las escuelas responde tanto a la alta demanda de las familias como al intento de evitar que una excesiva demora en su inicio provoque un verdadero colapso de estas actividades deportivas a medio y largo plazo.

Pero prima la citada seguridad y las normas en plena pandemia. Daniel Ortega argumentaba que “después de varias reuniones con la Junta de Andalucía y las federaciones de deportes se han establecido unos protocolos, mediante los cuales cada disciplina asume los suyos y hemos tomado la decisión de arrancar”.

Hay que recordar que, a primeros de septiembre, se retomaron las categorías de fútbol; la semana próxima se abrirá la piscina municipal para clubes privados y deporte base federado, siguiendo el comienzo de las escuelas deportivas. “Los padres pueden estar tranquilos porque se llevarán a rajatabla todos los protocolos y, actuaremos rápido en caso de que fuese necesario”, apuntaba el edil de deportes.

El jefe de servicio del Área de Deportes, Manuel Soto, ha detallado que en el actual estado de cosas se puede comenzar. De hecho, explicaba Soto, “los monitores contactarán con las familias porque es cierto que, en algunas modalidades, existe el temor a hacer deporte y es algo que entendemos porque estamos en una situación excepcional”. En cuanto a la piscina municipal, a priori se establece como uno de los recintos deportivos que menos problemas presenta por la propia cloración de las aguas. La instalación abrirá el día 5 para los clubes y el 13 para poder ofertarla al público “aunque, eso sí, la ratio va a bajar para adaptarse a los protocolos”, indicaba Soto.

Por otra parte, se advierte a los usuarios –en general- que si desde el área se cumplen esas exigencias al máximo, los propios deportistas deben observar las suyas propias pero, en cualquier caso, “hay que dar el paso dentro de esta normalidad”, concluye el jefe de servicio.