COAG, UPA y ASAJA consideran que la Ley de la Cadena Alimentaria logrará un reparto más equitativo de los beneficios de frutas y verduras

155
Publicidad

Las organizaciones agrarias COAG, UPA y ASAJA considera que la Ley de la Cadena Alimentaria logrará un reparto más equitativo del valor de las frutas y verduras no quedándose prácticamente todo el beneficio en los intermediarios y la distribución final como sucede ahora.

Según estas organizaciones, hace unos años España se convirtió en un país pionero en la regulación de las relaciones comerciales entre los agentes de la cadena alimentaria, contribuyendo a su mejor funcionamiento. La Ley aprobada a tal efecto supuso un cambio de paradigma, con la contratación por escrito, algo que encuentra muchas resistencias, en España aunque ha sido un referente para otros países europeos.

Sin embargo, para estas organizaciones es evidente que esta normativa no fue suficiente y queda mucho por andar. Para ello se necesita construir los precios desde el valor de producción de los productos. La prohibición de comprar por debajo del precio de coste o de destruir valor en la cadena son elementos necesarios para construir una cadena de futuro, algo esencial para la seguridad alimentaria española.

Lo que COAG, ASAJA y UPA piden es una legislación que ayude a equilibrar los poderes de negociación de los diferentes eslabones de la cadena, a hacer más transparentes las relaciones comerciales y, en definitiva, a construir una cadena alimentaria eficiente desde el primer eslabón, generando valor y no destruyéndolo. Para esto es necesaria una elaboración consensuada y posterior aprobación de la llamada Ley de la Cadena Alimentaria.