Clausurado el curso de Tripulantes de Marina Mercante con una apuesta por la empleabilidad en el sector

88
Publicidad

Durante los últimos años, el Puerto de Motril ha crecido de un modo exponencial convirtiéndose en una plataforma logística muy importante en el comercio intercontinental Para trabajar en las líneas de ferry que operan actualmente en el puerto se requiere estar en posesión del certificado de buques de pasaje, formación básica en protección marítima y de la formación básica en seguridad. Gracias a la cooperación del Ayuntamiento de Motril, la Autoridad Portuaria, las asociaciones deportivas locales y el Grupo de Acción Local de Pesca Costa Granada, ha sido posible sacar adelante el proyecto de acción formativa completa compuesta de tres cursos que habilitan para realizar cualquier actividad profesional marítima, y trabajar en barcos, a bordo de un yate, barcos de pesca o también cruceros. El curso se ha realizado conjuntamente con el Área de Formación y Empleo del Ayuntamiento de Motril y financiado por Fondos Europeos Marítimo Pesqueros (FEMP), a través de la Delegación Provincial de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía. Los alumnos participantes recibieron ayer su acreditación de haber finalizado la acción formativa, en un acto al que asistió el jefe de servicio de la delegación territorial, Manolo Saldaña y la presidenta del Grupo Acción Local, y concejala de Pesca del Ayuntamiento de Motril, Ángeles López Cano, para quien “los objetivos de este curso ha sido el mejorar la empleabilidad en las barriadas pesqueras, dando prioridad a jóvenes y mujeres que son los colectivos más afectados por el desempleo”. En cuanto al contenido de la formación ha sido completo y habilita directamente para iniciarse en los trabajos de buques mercantes. En concreto, los módulos del curso eran los siguientes: Buques de pasajes RORO (el curso de certificado de buques de pasaje capacita a los alumnos en la aplicación de las técnicas y tácticas proporcionadas a las situaciones de emergencia a bordo, para lograr aptitudes que permitan desempeñar con claridad las competencias asignadas sobre el pasaje, la carga y el casco). Por otro lado, el módulo de Formación básica en Protección  Marítima Formación a trabajadores del mar dirigido a todo tripulante de buques mercantes. En este certificado se incluyan las normas de competencia para tomar conciencia de los aspectos relacionados con la protección marítima. Por último, el curso de Formación Básica en Seguridad Marítima, para formar al alumnado en los conocimientos necesarios para organizar y controlar la seguridad y las emergencias a bordo. Está dirigido a que todo el personal a bordo que ejerza funciones profesionales marítimas en los buques civiles, así como aquellos a los que se les confían tareas de seguridad o de prevención de contaminación relaciona con las operaciones del buque.

La duración total de la acción formativa es de 110 horas entre clases teóricas y prácticas. El coste normal de estas tres formaciones es de aproximadamente 1000 euros por persona “lo que supone una intervención de carácter social que mejora la empleabilidad en las barriadas pesqueras muy afectadas por el desempleo”, recordaba Ángeles López. Hay que subrayar que estas acciones forman parte de los compromisos del Grupo en materia de igualdad en el sector marítimo pesquero ya que estas formaciones son una oportunidad para mujeres y jóvenes para acceder a empleos estables y de calidad.

La acción formativa se ha impartido por un centro formativo homologado por la Dirección General de la Marina Mercante, en el Centro de Formación Marítima de Motril.