Ángel Gijón Díaz ya tiene una avenida en Motril que honra su memoria como un gran visionario de su tierra

132
Publicidad

El arquitecto Ángel Gijón Díaz ya tiene en Motril una avenida que lleva su nombre. La hasta ahora Ronda de Poniente luce, desde ayer, el recuerdo mayúsculo de quien es considerado uno de los grandes promotores de la moderna visión de Motril como municipio cosmopolita a abierto. Con ello, y bajo la presidencia de la alcaldesa Luisa María García Chamorro, se da cumplimiento al acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Motril, de 30 de julio pasado, que decidió de manera unánime y firme: “reconocer la figura de Ángel Gijón Díaz y honrar su memoria para que perdure en el recuerdo de los vecinos de Motril la gran labor prestada a su ciudad, por ser un motrileño practicante que ha llegado a convertirse con el tiempo y desde su posición social relevante, adquirida por sí mismo, en un verdadero embajador del motrileñismo, enfocado fundamentalmente en conseguir un Motril mejor, luchando activamente por su progreso como ciudad; por su labor como arquitecto que ha dejado muchas obras con su personal sello en nuestra ciudad y por su lucha incansable por el desarrollo económico, social y cultural de Motril”.

El acto del descubrimiento del hito de grandes dimensiones, realizado en hierro en el que aparece iluminada la leyenda Avenida Arquitecto Ángel Gijón Díaz, fue toda una demostración emocionada de cariño de los numerosos familiares y amigos que se dieron cita en el acto, al que asistió la totalidad del Equipo de Gobierno Municipal y diversos miembros de la corporación motrileña.

Sería la alcaldesa, Luisa María García Chamorro, quien significase en voz alta el valor del momento en el que, de manera física, iba a perpetuarse la memoria de Ángel Gijón: “venimos a dar fe y cumplimiento de la deuda moral, emocional y sentida de Motril hacia un gran hombre: Ángel Gijón Díaz quien, pueden estar seguros todos ustedes, vuelve a hacer muy presente su esfuerzo y pasión por su tierra, su entrega, sacrificio, lucha y defensa a ultranza de todos los valores que atesora el nombre de Motril”. La alcaldesa realizó un alegato de la relevancia que, para la historia de Motril, tiene el hecho de que haya personas que apuestan por su desarrollo, de una manera tan personal y valiente, y con una actitud tan visionaria como la de recordado arquitecto “nuestra ciudad tiene alma de pueblo, entendido esto como una colectividad unida por vínculos fuertes y un sello de identidad propio e indestructible. Pero no hay colectividad sin que, dentro de la misma, existan hombres y mujeres capaces de impulsar los deseos, sueños y proyectos de sus convecinos. Y me refiero al soporte humano de quienes son y han sido precursores de la realidad y desarrollo de su pueblo”, dijo García Chamorro quien expresó que, “desde el respeto, el reconocimiento y el cariño que esta alcaldesa quiere transmitir, en nombre de la ciudad, a los familiares de nuestro querido Ángel, hoy dibujamos con las letras de su nombre y apellidos no sólo una avenida, sino el sentir profundo que únicamente puede proceder de la admiración y el recuerdo sincero a quien formó parte del alma de una ciudad que, de la misma forma, iba grabada en su alma”.

Por último, la primera autoridad municipal tuvo una sentida dedicatoria hacia Gijón: “amigo Ángel Gijón Díaz, este tu Motril te promete hoy seguir avanzando y soñando como tú siempre lo hiciste pensando en un municipio que crecería en todos los aspectos y formas, pero un municipio que necesita de personas que, como tú, crean en un futuro posible e inmenso”.

El hito que homenajea la memoria del arquitecto fue bendecido por el sacerdote José Juárez, mientras que el periodista Ángel, Ignacio Camacho dedicó unas sentidas palabras de cariño hacia quien fue su amigo. Todo ello con el telón de fondo de la interpretación de un coro y los aplausos de familiares, amigos y buena parte de los representantes de la sociedad civil de Motril.