Andalucía Por Sí pide mayor atención para las personas afectadas por la fibromialgia

194
Publicidad

El portavoz de Andalucía Por Sí en el Ayuntamiento, David Martín, junto a la integrante de la coordinadora local, Marie-Claire Richardson han presentado la moción que llevarán al pleno este viernes para dar visibilidad a las personas, principalmente mujeres, afectadas por la fibromialgia.

Martín ha afirmado que la fibromialgia es un síndrome crónico caracterizado por el dolor generalizado que, en algunos casos, puede llegar a ser invalidante; es un problema importante de salud por su elevada prevalencia y morbilidad.

Del mismo modo, Marie-Claire Richardson ha añadido que se trata de un síndrome complejo, de etiología desconocida, evolución variable y que con frecuencia va asociado a otras patologías para las cuales no existen criterios comunes sobre el diagnóstico y tratamiento para el conjunto del Sistema Nacional de Salud “por lo que cada paciente recibe una atención distinta incluso cuesta que se reconozca su diagnóstico”.

Richardson ha declarado que en el año 2000 la comisión de Sanidad del Congreso ya aprobó una PNL sobre asistencia médica y social para las personas que sufren fibromialgia, pero hasta 2006 cada comunidad autónoma entendió la enfermedad de una forma distinta, ese consenso sobre fibromialgia se revisó en 2011.

En la actualidad, el Sistema Nacional de Salud tiene como objetivo la elaboración de estrategias para mejorar la calidad en la atención sanitaria en determinadas patologías de gran prevalencia o coste social y económico; dichas estrategias se elaboran de manera conjunta y coordinada entre todos los servicios de salud de las comunidades y ciudades autónomas, con el fin de reforzar los principios de equidad y cohesión en la asistencia sanitaria de todos los ciudadanos.

La elaboración de las estrategias es un proceso muy definido y consolidado, y corresponde al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, a propuesta del ministerio con competencias en materia de salud, decidir las patologías concretas sobre las cuales actuar.

Esta decisión comporta, una vez consensuadas y aprobadas por el Sistema Nacional de Salud, varias actuaciones de implementación, sensibilización, formación e investigación que son impulsadas por las comunidades autónomas.

En este sentido, la Comisión de Sanidad y Consumo, en reunión del 17 de septiembre de 2018, ha debatido el texto de la Proposición no de ley para la “la mejora en la atención sanitaria en la fibromialgia” que finalmente ha sido aprobado por dicha comisión.

La moción que presenta Andalucía Por Sí en el Ayuntamiento de Motril y en el resto de corporaciones locales en las que tiene representación insta al Presidente de la Junta de Andalucía a dirigirse al gobierno central para que, a través y en el marco del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, evalúe y actualice el documento sobre la fibromialgia elaborado por el Ministerio de Sanidad, revisado en 2011, con el fin de elaborar una verdadera estrategia nacional sobre la enfermedad mencionada.

Del mismo modo, afirma David Martín se propone al Consejero de Salud y Familias que reclame al gobierno central que reconozca los efectos impeditivos que tienen las enfermedades englobadas dentro del síndrome de sensibilidad central respecto al trabajo y, en este sentido, adaptar las decisiones del INSS para el reconocimiento como causas de incapacidad.

Asimismo, se pide que se desarrollen las actuaciones necesarias para mejorar el diagnóstico y el tratamiento de la fibromialgia, como también del resto de patologías que se puedan englobar dentro del síndrome de sensibilidad central, des de un punto de vista multidisciplinario.

Por último, el portavoz de Andalucía Por Sí en el Ayuntamiento de Motril ha reclamado una dotación de profesionales o una unidad de fibromialgia en el Hospital Santa Ana para evitar desplazamientos a la capital debido a que lógicamente son personas que padecen muchos dolores y encima la administración pública les obliga a ir hasta Granada para los tratamientos, tratamientos por cierto que debido a la reducida oferta desde lo público tienen que costear ellos de sus bolsillos en centros privados.