Andalucía Por Sí denuncia el colapso en la atención primaria con listas de espera de mes y medio para un análisis de sangre

106
Publicidad

El portavoz de AxSí en el Ayuntamiento de Motril, David Martín, ha censurado el maltrato que está dando el Partido Popular en Andalucía a los usuarios del sistema público de salud. “Cualquier persona que pide cita para un análisis de sangre rutinario o de los periódicos para controlar cualquier enfermedad crónica como la diabetes o hipotiroidismo tiene que esperar una media de cinco o seis semanas, según nos han hecho saber los pacientes de entre otros centros de salud, el de Motril Este, falta de personal de enfermería”.

“Estos tiempos de espera no es un hecho aislado o puntual y que el caos ha sido el clima reinante también en las urgencias del centro de salud de la avenida de Salobreña durante estas navidades y sigue bajo la misma presión por la falta de personal sanitario, a pesar de haber puesto un primer filtro de valoración, se ha dado el caso de tener que esperar más de tres horas en momentos puntuales, algo inadmisible” considera el portavoz andalucista en el Ayuntamiento de Motril.

David Martín ha afirmado que “misteriosamente, las quejas ‘populares’ reclamando una sanidad efectiva y justa desaparecieron cuando Juanma Moreno se hizo con el control de la Junta de Andalucía, en un primer momento con el apoyo de los liberales y la ultraderecha andaluza, y desde los últimos comicios, en solitario. Ya no se ven sábanas blancas, como también desaparecieron las quejas por las antenas de telefonía móvil cuando Carlos Rojas llegó al trampolín de la plaza de España para su promoción personal en el campo de la política”.

Para el portavoz de Andalucía Por Sí, el silencio cómplice del PP motrileño “es más que sospechoso, teniendo en cuenta que algunos de sus representantes tienen cargos de responsabilidad orgánica relacionados con la Sanidad”.

David Martín ha recordado que hace 20 años, una persona pasaba una mala noche, y cuando se levantaba podía ir a su centro de salud para ser atendido por su médico de cabecera “en la actualidad tiene que cruzar los dedos para que le den un número, o bien esperar a las tres de la tarde a que abran las Urgencias de la avenida de Salobreña”. Martín también ha criticado que el SAS llame “salud responde” a una aplicación que para ser más precisos tendría que denominarse “el SAS te da largas” porque la media para recibir la atención del médico de familia es de quince días para una atención telefónica, y si tras la llamada del facultativo precisa una atención presencial esperar otros diez días, así lo que conseguimos es que cuando la persona logra la atención, o se ha curado o ha optado por ir a urgencias, colapsando el servicio, o bien, si tiene medios, acude a un centro privado.

Para concluir, Martín ha recordado que el pésimo funcionamiento del SAS “no es achacable a su personal, sino a la falta del mismo, ya que el gobierno andaluz ahorra en lo básico y de forma encubierta, o no tanto, está incentivando que las personas contraten pólizas sanitarias privadas por miedo a no ser atendidos por los medios públicos cuando lo necesitan”.