La IV edición del Proyecto ComeSano de Fulgencio Spa va llegando a su final

0
144

 

A lo largo del curso se han llevado a cabo nuevas experiencias que vienen a sumarse a las que ya se estaban impartiendo en los centros educativos motrileños y que vendrán a enriquecer próximas ediciones.

Si en semanas previas la novedad de la IV edición del proyecto ComeSano de Fulgencio Spa fueron sus visitas a los centros de Aldeas Infantiles de Granada, en esta última semana se ha estado por primera vez en el Centro Luis Pastor de Motril, añadiéndose por lo tanto nuevas experiencias a un proyecto que nació hace cuatro temporadas y que cada año sigue especializándose para que la información nutricional sea cada vez de mayor calidad entre la población escolar.

La semana pasada el gran protagonista del Proyecto ComeSano fue el colegio Los Álamos, donde la nutricionista de la UGR Lidia Ojeda estuvo realizando las actividades programadas para todos los ciclos educativos.

“Siempre se prepara el trabajo por grupos de edad y eso nos hace poder diversificar la información y adaptarla a los conocimientos que los alumnos van adquiriendo en los centros escolares en las correspondientes asignaturas impartidas”, ha indicado Paula Spa, coordinadora del Premio Fulgencio Spa de Deporte Base que ha señalado “la profesionalidad de la encargada de hacer que toda esta información, que a priori puede ser algo complicada de entender según a qué edades nos dirigimos, sea totalmente entendible por los alumnos, y es que Lidia está haciendo un gran trabajo en cada centro al que acude”, ha puntualizado Paula Spa.

Por su parte, tras la semana de trabajo en el centro, Lidia Ojeda ha señalado algunos aspectos destacables que se han desarrollado en las sesiones: “se han interesado en las diferencias entre mantequilla y margarina o los diferentes tipos de aceite que podemos usar para cocinar. Y también he podido comprobar que muchos sienten ya inquietud por saber realmente lo que están consumiendo, porque una de las preguntas que me hacían en los cursos más mayores iban referidos al etiquetado, lo que los hará unos consumidores con mejor criterio para el futuro”, ha indicado.

En el centro Luis Pastor por su parte, se han adaptado las charlas a las necesidades de los grupos adoptando fórmulas más sencillas pero que han resultado muy enriquecedoras, siendo un centro igualmente muy implicado con el Proyecto, aspecto éste que se puede hacer extensivo a