El ayuntamiento mantiene la alerta ante el fuerte viento

0
64

Parques y Jardines, Bomberos, Protección Civil y Policía Local permanecen en alerta para atender posibles urgencias causadas por el temporal

La edil Gloria Chica y la teniente de alcalde María Ángeles Escámez han informado que una dotación de operarios de Parques y Jardines, junto con la Policía Local, Protección Civil y Bomberos está en alerta para minimizar los efectos del temporal y atender cualquier posible incidencia que pueda producirse en Motril, sobre todo en las zonas donde hay árboles grandes y casas con riesgo de desprendimiento.

Chica y Escámez han explicado que operarios de Parques y Jardines, coordinados con Bomberos, Protección Civil y Policía Local, y un retén de Limdeco, han estado trabajando durante la tarde del domingo para retirar los restos de un gran árbol que se ha partido por causa del fuerte viento en la zona del Hospital Comarcal, en la avenida Enrique Martín Cuevas.

Consejos para evitar peligros

María Ángeles Escámez y Gloria Chica han hecho un llamamiento a la población para que extremen las medidas de seguridad si salen a la calle y han dado una serie de consejos que es importante seguir en situaciones con fuerte viento como las que se están dando este domingo en Motril y las que se esperan en las próximas horas, con rachas de más de 100 kilómetros por hora.

Así, desde ambas concejalías (Mantenimiento y Seguridad Ciudadana) se pide que en casa se fijen elementos como toldos, persianas o antenas, así como retirar las macetas de barandillas y balcones. En la calle, aconsejan alejarse de casas viejas o en construcción, no caminar por parques o avenidas arboladas para evitar la caída de ramas y no pasar por debajo de andamios ni cerca de postes de luz. En el coche, moto o camión, piden reducir la velocidad o no circular si las rachas de viento son muy intensas.

Cerca de la costa, se recomienda no circular por el extremo de muelles o espigones, no arriesgarse a sacar fotografías o vídeos cerca de donde rompen las olas, evitar la pesca en zonas de riesgo, no circular con vehículos por carreteras cercanas a la línea de playa, no acercarse al mar aunque parezca que se calma de repente.