Segun Hortyfruta el control biologico seguira aumentando en el futuro

0
110

Un estudio elaborado por HORTYFRUTA revela que los agricultores andaluces están convencidos de que el control biológico seguirá aumentando en el futuro

La Interprofesional de Frutas y Hortalizas de Andalucía, HORTYFRUTA, ha redactado un ‘Estudio cualitativo sobre el uso del control biológico en los cultivos bajo invernadero de la costa de Almería y Granada’ elaborado desde junio hasta septiembre. El documento está financiado por la Junta de Andalucía a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural.

Las conclusiones de este informe, en el que se han realizado 1.145 encuestas en 57 localizaciones de Almería y de la costa de Granada destacan que mayoritariamente los agricultores consideran que el uso del control biológico seguirá creciendo. Un hecho que desde la Interprofesional consideran revelador ya que muestra la implicación total de los productores andaluces en el empleo de esta técnica, y además viene a reforzar el trabajo desarrollado por HORTYFRUTA con la campaña I Love Bichos, Nuestra Revolución Verde para fomentar el uso de la fauna auxiliar en los invernaderos.

El estudio se ha realizado sobre pimiento, tomate, pepino, berenjena, calabacín, melón y sandía. En tomate y pimiento casi el total de los entrevistados citaron que utilizaban el control biológico durante todo el cultivo. En el caso de la berenjena, un 80% de agricultores usan el control biológico de forma continuada. En sandía un 57%, en el pepino un 50%, mientras que en melón y calabacín, el control biológico es de un 53 y un 67%, respectivamente.

Aparte de las cifras generales, los resultados de la encuesta ofrecen una información valiosa sobre los puntos fuertes, pero también sobre los aspectos mejorables del control biológico. En invierno, con temperaturas bajas y cuando hay que combatir enfermedades de hongos, no siempre es fácil mantener la fauna auxiliar trabajando. Además, la aparición del virus ‘de Nueva Delhi’, especialmente en calabacín, ha afectado a muchas fincas y muchos agricultores optan por otras soluciones.

Otro punto destacable es la importancia que han cobrado algunas plagas nuevas, contra las que todavía no hay buenas soluciones en control biológico, como el Creontiades en pimiento, y un pulgón que nunca se había visto antes, o Tuta absoluta en tomate.