Podemos Motril expone la Ley 25 de Emergencia Social una iniciativa que ha presentado en el Congreso de los Diputados

0
122

El sábado 23 Podemos Motril presentó en la localidad la Ley 25 de Emergencia Social, una iniciativa que Podemos ha presentado en el Congreso de los Diputados para rescatar a la ciudadanía y que nace de la existencia de una gran parte de personas en España que no disfrutan del nivel de vida adecuado al que hace referencia la Declaración Universal de Derechos Humanos. La ley prioriza los problemas reales de la gente: garantizar la vivienda, los suministros y la sanidad.

La presentación corrió a cargo de Francisco Contreras (portavoz del Círculo de Administración de Justicia y Docencia Jurídica e integrante del Círculo de Podemos Motril), Leticia García (Secretaria General de Podemos Nívar y Concejala de Imagina Nívar), Alberto Matarán (Secretario General de Podemos Granada y Secretario de Relaciones con la Sociedad Civil y Movimientos Sociales de Podemos Andalucía) y Marta Gutiérrez (Concejala de Vamos Granada y responsable de municipalismo de Podemos Granada). El acto estuvo presentado por el Secretario General de Podemos en Motril, Yeray Castro.

Francisco Contreras destacó que esta ley “puede ser catalogada como el mayor acto de solidaridad que se ha lanzado para resolver los problemas de un importante sector de la sociedad que está en situación de emergencia social… un acto de solidaridad merecido y necesitado por nuestra sociedad”. Leticia García, por su parte, recordó que nos encontramos en un momento en el que las necesidades básicas de muchas familias no están cubiertas y defendió una concepción de los Servicios Sociales universal y desestigmatizante como un objetivo a conseguir para alcanzar la igualdad frente al sistema de beneficencia y asistencialismo que tenemos actualmente. La ley plantea la vulnerabilidad en términos económicos y teniendo en cuenta que hoy por hoy son familias de todo tipo las que se encuentran en esta situación económica, la estigmatización es muy difícil.

Marta Gutiérrez explicó que con esta ley se sientan las bases de todo lo que viene después ya que cualquier actuación debe de partir de la necesidad, que es lo que hay que atender. Esta ley nos dice que “hay bienestar universal si hay bienestar universal”, rompiendo así con la falacia que nos decía que el bienestar universal lo alcanzábamos con la bonanza macroeconómica. La prioridad es la necesidad, que es lo que hay que atender, y el resto debe girar alrededor de eso.

Alberto Matarán nos recordó que hay estudios sistemáticos que demuestran que familias en situación de vulnerabilidad como aquellas que han vivido una situación de desahucio materializado o no, tienen un gran incremento en el índice de suicidios, de padecer ciertas enfermedades y de problemas de rendimiento escolar en los niños y niñas de esas familias, que son una parte vulnerable de esta situación de la que nadie se ha preocupado. Es presumible que acabar con la emergencia social de estas familias tendría un efecto positivo en estas variables, siendo rentable económica y socialmente, aunque nos falta esa evaluación en positivo ya que hasta ahora nadie se ha preocupado.