En la era de la comunicación, la mayor parte de la población cuenta con telefonía fija, móvil e Internet. En este contexto social y tecnológico, el trato con las grandes compañías de telefonía es cada vez más complicado debido, sobre todo, al intenso flujo publicitario al que se somete a los consumidores. Los operadores ofertan sus promociones con grandes precios y continuas llamadas y mensajes, lo que se traduce en cientos de nuevos contratos más al mes. Sin embargo, esa facilidad a la hora de firmar los contratos no se traduce en un proceso tan sencillo a la hora de dar de baja los servicios.

            Una vez se toma la decisión de finalizar el contrato comienza un largo y tedioso camino hasta conseguir la cancelación total de los cobros. Esto se debe a que durante los procesos de contratación telefónicos, la forma en que los comerciales describen las condiciones contractuales del acuerdo a los consumidores deriva en sorpresas por facturas con importes no pactados o penalizaciones desorbitadas por infringir los periodos de permanencia.

            En este contexto, Miguel Ángel Muñoz, concejal de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Motril, ha explicado que “las campañas para atraer a nuevos clientes sin información lo suficientemente clara y los cobros por tramites de gestión e infracciones de permanencia han sido las causas del 80% de las reclamaciones recibidas en la OMIC durante el año 2017”.

            Muñoz ha advertido que se debe tener mucho cuidado a la hora de contratar un servicio vía telefónica y estar seguro de que no se tienen dudas sobre lo pactado, “dado que al no haber papel a veces es difícil saber que acabas de aceptar o si te están cobrando penalización u otra cosa”.

            En este sentido, el edil ha resaltado el trabajo que desarrolla la Oficina Municipal de Información al Consumidor de Motril (OMIC). “Asesora, atiende, informa, media y tramita las reclamaciones de los consumidores. Además, en el año 2017, resolvió 462 expedientes entre denuncias, reclamaciones y expedientes de procedimiento administrativo sancionador y 4.127 consultas, referidas principalmente a temas de telefonía internet (3.422). El resto tuvo que ver con servicios bancarios y seguros, agua, electricidad, gas y bienes”.

            De igual modo, el concejal de Salud y Consumo ha recordado que como ciudadanos tenemos derechos como el de protección de la salud, el derecho a la información o el de reparación de daño. “Y para poder ejercitarlos debemos estar bien informados”.

            Miguel Ángel Muñoz ha indicado que los consumidores pueden dirigirse a la OMIC a reclamar y también a resolver sus dudas antes de adquirir cualquier producto o contratar algún servicio.

            “Estar bien informados nos dará mucha más seguridad antes de empezar cualquier proceso de reclamación. Además, la OMIC nos ayudará en la formulación y tramitación de las quejas de forma gratuita”, ha argumentado Muñoz, quien ha concluido animando a los motrileños a hacer uso de este servicio municipal.  “Debemos conocer nuestros derechos como consumidores y los mecanismos que tenemos para garantizar su defensa”, ha aseverado Muñoz.

            Para más información sobre el tema pueden contactar con la OMIC en los teléfonos 958 83 84 55 y 958 83 84 56, el email omic@motril.es o acudir entre las 10:30 y las 14:00 horas a la oficina, situada en la calle San Rafael, a espaldas del Ayuntamiento.

Dejar respuesta