Los pequeños camarones de la playa de Salobreña podrían relacionarse con los terremotos

0
86

 

Las playas de Salobreña amanecieron ayer cubiertas por alevines de camarones. El Ayuntamiento de la Villa ha alertado que los pequeños crustáceos no se pueden consumir puesto que no tienen el respectivo análisis sanitario. Biólogos de la consejería de Medio Ambiente han relacionado esta aparición con los movimientos sísmicos del mar de Alborán y las mareas.

El litoral de Salobreña amaneció el lunes cubierto por pequeños camarones, los alevines llegaron a la orilla con vida. El Ayuntamiento realizó una advertencia para que las personas no consumieran los crustáceos porque no estaba claro el origen de este fenómeno.

La consejería de Medio Ambiente envió una unidad de análisis. Biólogos de este organismo, según la alcaldesa de la Villa, María Eugenia Rufino, han confirmado que se trata de krill y plancton, el principal alimento de los cetáceos como las ballenas. Los mismo especialistas han relacionado la apareció con los terremotos registrados en las últimas semanas en el mar de Alborán y las mareas que pueden haber desplazado los bancos de estos seres marinos hasta la orilla.

Si bien se desaconseja el consumo, sí se puede aprovechar como cebo para los pescadores de la zona. En principio, debido a que son alevines de camarones, los restos se irán descomponiendo con el paso del tiempo y los restos movidos por las olas por lo se degradará de forma natural.