En Motril sobran razones para esta movilización: la mayor parte de las personas que se encuentran en paro son mujeres; la desigualdad y la brecha salarial son evidentes en todos los sectores de actividad, de manera especial en el sector agrícola; las dificultades para conciliar la vida laboral y familiar afecta a todas las mujeres motrileñas. IU denuncia la situación las mujeres en empresas e instituciones de Motril donde, aunque son mayoría en muchos casos, están relegadas a tareas instrumentales o descualificadas.

La portavoz municipal de IU, Daniela Paqué, ha señalado la situación que se produce en las empresas municipales, como Telemotril que, en una plantilla de 20 trabajadores únicamente hay tres mujeres, ninguna de ellas en puestos de responsabilidad. También en LIMDECO donde, a pesar de la presencia mayoritaria de mujeres, su dirección es masculina y ellas no desempeñan puestos de responsabilidad.

Esta situación de discriminación hacia las mujeres se evidencia en la plantilla del Ayuntamiento de Motril que, siendo mayoritariamente femenina, únicamente tres mujeres ocupan jefaturas de servicio. Las empleadas públicas sufren de manera clara el llamado techo de cristal viendo dificultadas sus carreras y su promoción profesional.

Circunstancias de desigualdad y discriminación se producen en la Policía Local y en los Bomberos, donde las mujeres siguen encontrando dificultades para su acceso y están claramente subrepresentadas.

Según ha informado Daniela Paqué, las mujeres de Izquierda Unida entienden que no basta con acciones simbólicas, con actuaciones aisladas de protesta cuando se ejerce la violencia sobre las mujeres; con lazos y globos de colores. “Es necesario actuar para revertir esta situación. Nadie nos va a regalar nada, tenemos que luchar para conseguir la igualdad real y efectiva y el fin de la discriminación por el hecho de ser mujer. El jueves, 8 de marzo, tenemos la ocasión de demostrarlo, de luchar por nuestros derechos y avanzar para conseguirlos. Sólo una sociedad igualitaria puede ser democrática; sólo una sociedad igualitaria puede ser libre”.

La Huelga feminista del 8 de marzo pretende visibilizar todas las injusticias que el sistema ejerce sobre las mujeres, así como reivindicar otro modelo social, político y económico que garantice la igualdad real entre hombres y mujeres y el fin de las violencias machistas. Porque sin las mujeres ni se produce ni se reproduce. Porque si las mujeres paran, el mundo se para.

Izquierda Unida ha criticado con dureza la posición hipócrita y vergonzosa de los partidos de la derecha, PP y Ciudadanos, que rechazan la movilización de las mujeres y, a pesar de sus discursos, desde el gobierno de España no dotan presupuestariamente las políticas de igualdad, contra las violencias machistas y a favor de las mujeres.

Dejar respuesta