La teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana, María Ángeles Escámez, ha informado sobre las diferente actuaciones llevadas a cabo por la Policía Local durante los pasados días de Cruces, donde se realizaron un total de 163 verificaciones de vehículos en distintos controles urbanos, con el resultado de un delito contra la seguridad vial por carecer una persona del permiso de conducir por sentencia judicial.

Los agentes fueron requeridos por una filtración de agua que se estaba produciendo en un inmueble, causando daños materiales a los vecinos de abajo, por lo que se actuó en la localización del propietario de la vivienda aminorando los daños denunciados. De otro lado, los policías intervinieron a tres personas que en distintos enclaves de la ciudad estaban perturbando la ley de Seguridad Ciudadana, siendo tramitados los respectivos a cargos a la Subdelegación del Gobierno en Granada. Igualmente, tuvieron que actuar con un varón que mostraba actos contrarios a la Ordenanza de Convivencia ensuciando la vía pública y no colaborando en su correcto mantenimiento de conservación, por lo que se elevó la correspondiente delación.

Los agentes de la autoridad, dentro del dispositivo establecido, han dado cobertura a todas y cada una de las actividades derivadas de las Cruces de Mayo, donde hubo que asistir a varias personas en estado ebrio, disuadir algunos conatos de pelea, evitar el consumo de estupefacientes en la vía pública y decomisar bebidas alcohólicas, aplicando en cada caso la preceptiva denuncia. Dentro del dispositivo de prevención del botellón en la zona del Pabellón, Complejo de Piscinas y Explanadas, los agentes consiguieron que no se realizará, ahuyentando cualquier intento de acrecentamiento.

La responsable municipal de Seguridad, ha indicado que “los agentes fueron requeridos ante el robo que sufrió un hombre de avanzada edad en la zona centro de Motril, siendo intervenido el presunto autor del delito gracias a la colaboración ciudadana, un varón de 41 años, pudiendo así recuperar la cartera y el importe sustraídos” ha manifestado Escámez.

Por otra parte, se intervino en un acto vandálico, el vuelco de un contenedor en la vía pública, que provocó el corte de la circulación en una calle de la zona norte, restableciéndose posteriormente el tráfico rodado. Además, los agentes acudieron a un incendio provocado en la antigua residencia Santa Amelia, en una actuación conjunta con los bomberos.

Finalmente, María Ángeles Escámez ha dado a conocer que “a todas estas actuaciones hay que sumar el quehacer diario de la Jefatura de la Policía Local, dando cobertura y especial vigilancia a todos los distritos motrileños, donde en alguno de ellos existían quejas vecinales por infracciones a la Ordenanza de Convivencia y prevención contra el vandalismo, etc…”.

Dejar respuesta