La mercancías procedentes de Tánger se desvía a otros puertos por las dudas sobre las inspecciones en fin de semana

0
127

 

Las dudas sobre las inspecciones aduaneras en el Puerto de Motril en fin de semana han provocado que el barco procedente de Tánger atracase el sábado en lastre, es decir vacío, a pesar de que el viernes se contemplaba la posibilidad de que transportase cinco camiones en sus bodegas. El transitario Transbull, que opera en el Puerto de Algeciras, entre otros, ha desistido de su pretensión ante el riesgo de que los camiones quedasen retenidos en el muelle hasta hoy, con el consiguiente perjuicio para sus clientes.
En principio se trataba de carga seca, por lo que no era necesaria la presencia de inspectores de sanidad vegetal y exterior, pero sí de los agentes de aduanas encargados de verificar, en caso de ser necesario, que lo transportado se corresponde con lo declarado. Al no existir garantías, la empresa Transbull optó por no entrar por Motril y desviar la mercancía por otro puerto. Este ha sido el segundo fin de semana que el buque Kategatt, de la naviera FRS, permanece atracado en el muelle de las Azucenas desde que se puso en marcha la línea marítima con Tánger, el pasado 26 de enero.